Apuntes

Aún no concluye la reforma electoral

El pasado 15 de mayo, por la madrugada, los legisladores federales aprobaron en paquete nuevas leyes y reformas en materia electoral que en estos días el Ejecutivo federal deberá publicar en el Diario Oficial de la Federación, y las entidades federativas a través de sus Congresos, tendrán que asumir para adecuar sus marcos legales en dicha materia. La fecha límite para hacerlo es el próximo 30 de junio, a cuatro meses y medio del arranque del proceso electoral 2014-2015, es el próximo 30 de junio; o sea, contra reloj.

El primer dictamen aprobado es  la reforma el inciso “b” del tercer párrafo de la Base VI del artículo 41 de la Constitución Política (ver en http://goo.gl/XD20qi), con la que los legisladores corrigieron la deficiencia en la prohibición de “comprar cobertura informativa o tiempos en radio y televisión”. Le añadieron “adquirir”, pues como se sabe, esa ausencia de matiz sería aprovechada tanto por concesionarios privados como por candidatos y partidos para sacarle la vuelta a la prohibición. Esta reforma-adición a la Constitución, ahora pasa a los Congresos locales (como parte del Constituyente Permanente) para su ratificación.

Los otros tres dictámenes versan sobre nuevos marcos jurídicos: Ley General de Partidos Políticos (ver: http://goo.gl/O21xYy); Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, que sustituye al actual COFIPE, con adecuaciones a la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos (Ver: http://goo.gl/ECPDtJ); y la nueva Ley General en Materia de Delitos Electorales (http://goo.gl/sZBXmO).

Punto abusivo, ofensivo, execrable, fue facultar a la Comisión de Administración del Tribunal Electoral para que determine un “haber de retito” a los magistrados de la Sala Superior, quienes actualmente ganan 4 millones 206 mil pesos al año, de los cuales 2 millones 601 mil 900 pesos son de sueldos y salarios; 866 mil 353 en prestaciones y 737 mil 718 por un bono de riesgo. Como si no pudieran ahorrar para su retiro. Ahora, al ser descubiertos y exhibidos, los legisladores dicen que no se fijaron y que enmendarán.

Ahora que todas estas reformas serán referencia en los ámbitos locales, esperemos que los diputados de Jalisco sean responsables y no salgan con un “domingo siete”.

 

Twitter: @jrubenalonsog