Apuntes

República de Baja California

Parece ocurrencia, reacción impetuosa e intensa conocida y diseminada por el Facebook, pero quienes la promueven están tocando una fibra muy sensible en un entorno propicio para eso y algo más: crear la República Independiente de Baja California, que unificarían como en otrora tiempo a los dos estados “libres y soberanos” que integran la península bajacaliforniana.

El pasado 14 de octubre se abrió la Fan Page en Facebook, como una comunidad “para los bajacalifornianos que comparten la idea de alcanzar la independencia de la península como la única forma de alcanzar el bienestar y desarrollo” (www.facebook.com/bajaindependiente). Las modificaciones fiscales en el Congreso de la Unión, en particular elevar de 11 a 16 por ciento el IVA en zonas fronterizas fue detonante y punto de referencia. En siete días, 111,526 personas le han puesto “like” a la página, lo que implica un alcance superior al millón de personas. El movimiento está más en el norte (Tijuana, Mexicali, Tecate y Ensenada) que en el sur (La Paz, Santa Rosalía, Loreto, Ciudad Constitución, San José y Cabo San Lucas).

En el sitio, además de promocionar actividades, se muestra una bandera para la “nueva república”, moneda y héroes como los hermanos Flores Magón y el colonizador-evangelizador de esas tierras, el jesuita Eusebio Kino.

No hay que perder de vista que con base en nuestra Constitución estamos constituidos en una “república representativa, democrática, laica, federal, compuestas de Estados libres y soberanos...”, que el principio de ello es que “la soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo”, y que “el pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno” (39 y 40 de la Constitución). La separación, como unión, de un estado de la república mexicana está en la voluntad de cada estado, independientemente de lo que pueda resolver el Congreso de la Unión o el Senado de la República.

El asunto no se puede tomar a menos. Los bajacalifornianos y sudcalifornianos tienen una historia paralela al resto de México. El centralismo real frente al federalismo de papel, es factor que vuelve a gravitar. El estado de ánimo social no está para ningunearse. Esto parece que da para más. La separación de la península, por lo de la falla de San Andrés, podría ser primero política y social.

http://twitter.com/jrubenalonsog