Apuntes

La Iglesia ante sí (1 parte)

No es un asunto mediático, por ahora, pero al interior de la Iglesia católica se vive una tensión. El pontificado de Francisco lo ha provocado en gran medida, abrió puertas a la renovación, al diálogo y a la discusión, que hace recordar momentos definitorios de la Iglesia, como lo fue el Concilio Vaticano II (1962-1965). Ya tocó y modificó la estructura financiera del Vaticano, ahora está en la fase de reestructurar y eficientar la Curia Vaticana, y está en la víspera de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de Obispos, con el tema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”, a realizarse del 5 al 19 de octubre próximos.

Ante ello, habría que releer el discurso del pasado 18 de septiembre de Francisco Papa a los obispos consagrados en 2013, en particular el final: “Veo en ustedes pastores capaces de restaurar la unidad, de tejer redes, de remendar, de vencer la fragmentariedad. Dialoguen respetuosamente con las grandes tradiciones en las que están sumergidos, sin miedo de perderse y sin necesidad de defender sus fronteras, porque la identidad de la Iglesia es definida por el amor de Cristo que no conoce fronteras. Incluso custodiando celosamente la pasión por la verdad, no desperdicien energías para oponerse y enfrentarse, sino para construir y amar” (ver http://goo.gl/ucPH5l).

Por México, participarán en el Sínodo: Francisco Robles, arzobispo de Guadalajara, en su calidad de presidente del Episcopado Mexicano (CEM); Carlos Aguiar, arzobispo de Talnepantla, en su calidad de Presidente del Episcopado Latinoamericano (CELAM), Alonso Gerardo Garza, obispo de Piedras Negras, nombrado por el Papa; y como colaborador del secretario especial Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto (Italia), estará el laico mexicano Rodrigo Guerra López, Director General del Centro de Investigación Social Avanzada (CISAV).

Las polarizaciones en torno a temas específicos han puesto al cardenal Walter Kasper (quien dictó una conferencia en el Paraninfo de la UdeG en octubre de 2014) en el centro y al conformación de un grupo de cardenales frente a él en torno al tema de la comunión eucarística a divorciados vueltos a casar (Ver: http://goo.gl/b96qEw y http://goo.gl/NIJ0KZ).

No es lo único; es expresión de que las ventanas se han abierto en iglesias locales de la Iglesia católica. Y, ¿en la Iglesia mexicana cuándo?