Apuntes

Guadalajara, ¿por obispos auxiliares?

En la Arquidiócesis de Guadalajara, en particular su presbiterio con poco más de 1,100 sacerdotes diocesanos y otros 350 religiosos, hay expectativa y ansiedad en torno a si su arzobispo, José Francisco Cardenal Robles Ortega, ya solicitó al Papa que le designe obispos auxiliares ahora que se quedó solo con uno, Juan Humberto Gutiérrez Valencia, tras las dimisiones anticipadas de Miguel Romano Gómez y José Trinidad González Rodríguez, la previa de Rafael Martínez Sáinz, y el traslado a otras diócesis de José Francisco González y Leopoldo González .

Robles Ortega señaló el pasado domingo 26 que ya inició la gestión ante el Vaticano; no precisó si directamente o a través del Nuncio en México, Christopher Pierre; tampoco señaló cuántos promueve. Mientras esto sucede, en los círculos del Episcopado Mexicano trasciende que Robles Ortega ha consultado al presbiterio tapatío, y que el Código de Derecho Canónico señala que “puede” hacerlo; modificando con ello la práctica de su predecesor, Juan Cardenal Sandoval Íñiguez, quien gestionaba directamente ante el Vaticano a sus candidatos.

La consulta emprendida por Robles Ortega ha provocado que en los escrutinios (cuestionario de idoneidad) “bajo secreto pontificio” sobre los propuestos (proponendis), los sacerdotes ponen “trabas”, explicables como efecto de “orfandad” en que quedaron sacerdotes que giraban en torno a los obispos auxiliares. Ya “sin protección”, los continúan en la lógica de contar con algún obispo de su “círculo”.

En el siglo XX y lo que va del actual, la Arquidiócesis ha tenido 17 obispos auxiliares. 16 surgidos del clero tapatío, y uno, José María de la Torre (ahora de Aguascalientes), del clero de San Juan de los Lagos, aunque formado en Guadalajara.

A Guadalajara, indican en la CEM, le podrá suceder lo mismo que a la Arquidiócesis de México con Ernesto Corripio Ahumada y en un momento con Norberto Rivera Carrera: ante el “bloqueo” del presbiterio a candidatos al episcopado, éstos fueron “externos” a la diócesis.

Pero las preguntas de fondo son: ¿requiere Guadalajara obispos auxiliares?, ¿las tareas que se le encomiendan son apremiantes y propias (teológica y canónicamente, cumpliendo lo que indica el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos, N. 71. (Ver: http://goo.gl/ZrlLFn) de un obispo, o las pueden ejercer presbíteros como Vicario General y Vicarios Episcopales?  

 

Blog: http://jrubenalonsog.blogspot.mx