Apuntes

Claves sobre el Sínodo de la Familia

Con la misa de beatificación del papa Pablo VI (ver http://goo.gl/FVixsK), ayer concluyó la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos de la Iglesia católica con el tema “Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización”, la cual se llevó a cabo del 5 al 19 de octubre, y la Relación del Sínodo (Relatio Synodi) será la base con carácter de “Lineamientos” (Lineamenta) para la XIV Asamblea General Ordinaria que se reunirá del 4 al 25 de octubre de 2014 con el tema “Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia”. ¿Qué observar y seguir ahora? Ver: http://goo.gl/R6wlzT.

Liderazgo de Papa Francisco. Jorge Mario Bergoglio asumió un liderazgo integrando un equipo de conductores del Sínodo para garantizar apertura (http://goo.gl/hfDDh4), con reiterada referencia a la función del Obispo de Roma: “cum Petro et sub Petro” (con -comunión- Pedro y bajo -autoridad- Pedro) que remite al “Primus inter pares” (Primero entre iguales) y así calmar a quienes veían en el Sínodo “una mano externa”.

Apertura y novedad. El lenguaje en la Iglesia católica es fundamental, así como los silencios. Desde su preparación con un cuestionario abierto y en la primera semana del Sínodo (6 al 10 de octubre), los temas se abordaron con su nombre. Se evitó la retórica y sobre todo el eufemismo.

Por voluntad de Papa Francisco los temas más complicados sobre el matrimonio (comunión sacramental a divorciados vueltos a casar y atención-inclusión de parejas homesexuales) quedaron en el documento final (Relatio Synodi), a pesar de no obtener la mayoría calificada de votos, con la intención de que se profundice en ellos. Debatibles, no definidos. (http://goo.gl/awRBB6)

A profundizar. Ahora se abre un año para profundizar en los temas abordados. Las Conferencias Episcopales tendrán la tarea de abundar en estos temas. En México, la encomienda la tiene Francisco Robles Ortega, presidente del Episcopado Mexicano, y el resto de los obispos mexicanos: ¿tratarán los temas en círculos intra muros escuchando a los de siempre y lo que esperan oír? ¿Saldrán a las periferias a escuchar y dialogar? Noviembre próximo, reunidos en Asamblea los obispos mexicanos, podrían comenzar a tratar el tema, el cómo y hasta dónde la Iglesia mexicana abrirá sus puertas y profundizará en los temas del Sínodo con vistas a la Asamblea General Ordinaria de 2015.

 

Twitter: @jrubenalonsog