Articulista Invitada

A grandes males, grandes remedios

En México, donde se estima que más de 100 mil personas son víctimas de la explotación sexual, clausurar los lugares donde se puede cometer trata de personas es una política que da prioridad a las vidas humanas


Arisbeth Sánchez y su hermanito de diez años fueron secuestrados en el Estado de México. Un hombre apuntó a Arisbeth con una pistola y la obligó a subirse a una camioneta Windstar color verde. De inmediato, soltaron al hermanito. La camioneta arrancó, pero al pequeño lo alcanzaron las frías palabras de aquel hombre, las decía por teléfono a sus cómplices: “Ya tenemos la mercancía”.

Las vidas de Víctor e Irma se convirtieron en un calvario desde ese aterrador día. Han sido extorsionados y han perdido todo su patrimonio en la búsqueda por su amada hija. Cuando asistieron a mi programa de televisión, en el que dedicamos un espacio a papás y mamás de niños y niñas desaparecidos, Víctor dijo, con el cuerpo completamente invadido por el desconsuelo: “Mi hija y yo éramos muy unidos, esta Navidad va a ser terrible para mí”.

El 24 de diciembre, mientras toda la ciudad se decoraba de luces y sonrisas, no podía dejar de pensar en él, en un corazón atormentado por la ausencia de su niña. Esa Nochebuena pensé en todas las familias que viven una tragedia similar y en cuyas cenas una silla se quedó vacía.

No nos detendremos. No podemos parar en la lucha contra la trata de personas hasta que el combate a este delito sea una prioridad para los gobiernos federal, estatales y municipales. En diciembre, el titular del Sistema Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, anunció que las cifras de secuestro, extorsión y homicidios por estados serían incluidas en el sistema. Festejo ampliamente esta medida del SNSP, pero no quiero dejar de insistir: siguen sin aparecer en el sistema las cifras por trata de personas.

Es crucial que el gobierno federal rinda cuentas sobre el combate a la trata de personas. Se debe exigir a los gobernadores que definan una estrategia y den resultados: que reporten cuántos tratantes han sido arrestados y cuántas víctimas han sido rescatadas y atendidas. ¡La trata de personas es el segundo delito más redituable para el crimen organizado! La trata de personas es el secuestro de los más vulnerables, quienes pagan una y otra vez con su vida, con su cuerpo, el derecho a sobrevivir un día más.

Las familias que enfrentan la desaparición de una hija o un hijo viven una pesadilla horrible y cruel; no es posible imaginar la desolación que sobrellevan. Aunado a esto, sufren el abuso y la burla de los funcionarios que, rebasados por el crimen, indiferentes o ignorantes, les responden: “de seguro se fue con el novio” o “tal vez se escapó por problemas con ustedes”. Además, la búsqueda de su hijo o hija suele conllevar al despido, a la falta de trabajo y a la pérdida de todo el patrimonio familiar. Estos padres y madres no solamente deben cubrir viáticos y alimentos, muchas veces los funcionarios les piden propina o cooperación para buscar a su hija o hijo.

Al secretario del SNSP, quien ha mostrado en repetidas ocasiones ser una persona sensible y comprometida, le pedimos su intervención para que el combate a la trata de personas se refleje en los reportes del SNSP. Y que, de esta manera, las dependencias federales y los gobiernos estatales se vean obligados a priorizar la erradicación de este terrible delito, el cual se ha esparcido e intensificado en todo nuestro país.

Las noticias buenas también merecen ser mencionadas, así que hablemos de algunos logros de esta lucha. Esperemos que sirvan de referente y ejemplo para muchas otras autoridades. Algunos gobernadores ya han diseñado y comenzado una estrategia de lucha contra la trata de personas e, incluso, ya han reportado resultados positivos. El Distrito Federal es la entidad con más sentencias a tratantes. Puebla ha desarrollado constantemente un excelente trabajo de prevención y combate. El trabajo que ha desarrollado el gobernador Rubén Moreira en Coahuila merece una mención especial.

Conocí a Rubén Moreira en la Cámara de Diputados, era presidente de la Comisión de Derechos Humanos, de la que fui secretaria. Él y su esposa, Carolina Viggiano, fueron dos de los principales promotores de la Ley General contra la Trata, cuya redacción y expedición fue una de nuestras aportaciones a México. Otra gran aportación fue la modificación del artículo primero de nuestra Constitución, de tal suerte que ya no puede haber retrocesos en materia de derechos humanos. Por lo cual, los senadores y senadoras que pretenden quitarles derechos a víctimas de Trata caerían en un acto inconstitucional. Como ciudadanos, les pedimos no intentarlo.

En Coahuila, Rubén Moreira presentó una ley, la cual significó un gran avance en el combate a este delito en el estado. Tuvo sensibilidad e inteligencia para percatarse de que los giros negros no son únicamente lugares de financiamiento para el crimen organizado, sino que también son unos de los principales sitios en los que la trata de personas se desarrolla impunemente. El gobernador Rubén Moreira decidió cerrarlos todos. Para diciembre, 248 table dance habían sido clausurados.

En estos meses, con Rubén Moreira como gobernador, los delitos de alto impacto en Coahuila han disminuido considerablemente: el número de homicidios dolosos ha descendido en 21%, se ha reportado 14.4% menos robos a viviendas, el robo de vehículos ha decrecido en un 23.9%. Y este último año, en Saltillo, la capital del estado, la violencia en términos generales ha disminuido 67%.

Aquellos estudiantes que alguna vez se quejaron por el cierre de giros negros, han terminado por admitir que las medidas del gobernador Moreira trajeron consecuencias positivas para la sociedad coahuilense. Cuando impartí una conferencia en la Universidad Autónoma de Saltillo, los estudiantes reconocieron que ahora estudian más, hacen más deporte y tienen menos compañeros adictos. Afirmaron que los delitos que más han disminuido son los relacionados con la trata de personas con fines de explotación sexual comercial.

Otro mandatario que ha decidido diseñar y emprender una estrategia contra la trata de personas es el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Chiapas es uno de los estados más golpeados por este delito, en especial porque los migrantes resultan un grupo sumamente vulnerable para las redes que trafican con la vida humana. Pero, también, Chiapas es el segundo estado que realiza más operativos para combatir la trata de personas. Se registran ya 37 sentencias.

Recién nombrado gobernador, Manuel Velasco envió una iniciativa al Congreso local con la que buscaba reformar la constitución del estado, de tal suerte que se permitiera la clausura de giros negros, los cuales son cuevas mohosas en las que prolifera la trata de personas. Hoy por hoy, se han cerrado 116 giros negros y se han detenido a varias personas por este delito. Además, se han rescatado a decenas de víctimas que eran explotadas sexual y laboralmente.

Hay personas que consideran que estas acciones son conservadoras o incluso las señalan como medidas de mochos. Son ellos mismos quienes le dan un tinte moral o religioso al asunto. No es una cuestión religiosa, hablamos de salvar lo más preciado que tenemos todos: la vida en libertad.

En un país como el nuestro, donde se estima que más de 100 mil personas son víctimas de la explotación sexual, clausurar los lugares donde se puede cometer el delito de trata es una política que da prioridad a las vidas humanas. Los gobiernos no tendrían por qué enseñarles a los empresarios cómo construir un negocio sin caer en la trata de personas. Tener un negocio digno y donde se respeta la dignidad y la integridad humana es responsabilidad de los dueños. Por lo pronto, se ha demostrado que estos sitios se han convertido en cómplices y ejecutantes de la trata de personas con una frecuencia alarmante… Para grandes males debe haber grandes remedios. Aquí, señores, lo que necesitamos son hombres y mujeres valientes. 

Este sábado 15 de febrero seamos Un Billón de Pie por la Justicia. Manifestémonos contra la violencia hacia la mujer y contra la trata de personas a través de un baile, la cita para los habitantes de la Ciudad de México es a las 9:30 am en la Alameda Central. Nos acompañará nuestro jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. En todo el país habrá plazas y lugares donde bailaremos. Checa tu ciudad en unidoshacemosladiferencia.com, onebillionrising.org o @rosiorozco. Ponte de pie. Rompe el silencio. ¡Baila!