Género en su tinta

El género en la reforma política

El pasado diciembre el Congreso de la Unión (C.U.)aprobó la reforma constitucional en materia electoral, que junto con la reforma laboral, energética y educativa, se pretende basar el futuro de nuestro país. El contenido de la reforma electoral tiene sus claroscuros, y su método –el Pacto por México-  ha sido muy cuestionado. De los cambios que más se han comentado han sido la sustitución del INE por el IFE y la posibilidad de relección de los diputados y senadores, además de los presidentes municipales, sin embargo, sobre la reforma al artículo 41, donde se mandata a los partidos garantizar la paridad de género en las candidaturas al Poder Legislativo federal y local se ha hablado poco.El Congreso de Coahuila aprobó la reforma constitucional el pasado 17 de diciembre y el momento era propicio para que las diputadas hicieran una “política de la presencia”, para hacer un posicionamiento sobre la importancia de la paridad de género después de 60 años de haberse logrado el voto para las mujeres, pero desaprovecharon el momento, pues ninguna de ellas tomo la tribuna.
O están muy confiadas de que en la reforma local la paridad de género se apruebe sin mayor problema o…no les interesa. En el C.U. las senadoras hicieron sendos planteamientos y cabildearon acompañadas de las organizaciones de mujeres. “Mujeres en Plural” fue una de las organizaciones que de manera puntual y eficiente acompañó el proceso de incluir en la reforma política la paridad de género, ya que en un principio ésta quedaba sólo en un artículo transitorio. Angélica de la Peña del PRD, Diva Gastélum, del PRI, y Marcela Torres Peimbert, del PAN, tomaron la tribuna para hacer presente los intereses de las mujeres, cumpliendo con las expectativas de que las mujeres que llegan a legisladorasejerzan su cargo con una conciencia de género. Esperemos que las legisladoras de Coahuila y ejerzan su cargo con el mismo interés a fin de que la paridad de género no sea escamoteada en la reforma constitucional local en aras de una pretendida “soberanía” estatal. La renovación del congreso local ya está en puerta, lo más seguro es que entretanto la reforma electoral entre en vigencia, se aplique la sentencia del TEPJF que declaró obligatoria la cuota de género en las elecciones de 2012.

rosario.varela@uadec.edu.mx