Entre dos mundos

Solidaridad con el pueblo de Venezuela

Honda tristeza y consternación generan las imágenes y noticias que a diario recibimos sobre Venezuela.

Cientos de miles de personas se manifiestan contra el mal gobierno y la crisis económica que devasta a la nación, originada en gran medida por el corrupto manejo de la bonanza petrolera. La represión de los cuerpos de seguridad ha cobrado más de 60 víctimas y miles de torturados y de detenidos ilegalmente, mientras que los derechos humanos son una quimera y la inseguridad y violencia se enseñorean por el territorio.

Con el orden constitucional y la institucionalidad quebrantados y sometidos al sátrapa, se vive una grave crisis humanitaria dibujada por una ingente carencia de alimentos, medicinas, insumos y artículos de higiene básicos. Junto con una inflación galopante de varios dígitos, se extienden el hambre, la miseria y la desnutrición de niños y adolescentes, y millones de personas comen prácticamente desperdicios…

Pero la resistencia no se dobla y con liderazgos de un gran talante heroico enfrentan al régimen que, como toda asquerosa dictadura, acabará derrotado y enviado al basurero de la historia…

En las personas de Leopoldo López, Lilian Tintori, Henrique Capriles y María Corina Machado rindamos homenaje y solidaridad a todos aquellos venezolanos que están ofrendado hasta sus vidas por la paz y el renacimiento de ese país hermano.

Creo en la libre autodeterminación y la soberanía de toda nación para darse el orden político y social que mejor considere, siempre que ello suceda en el marco del estado de derecho y por medios democráticos…

Pero cuando ello no es así y los integrantes de una sociedad sufren del poder político graves violaciones a su elemental dignidad de seres humanos, entonces ya no existe justificación de ningún tipo para evitar que los pueblos libres, los gobiernos legítimos de otros países y los organismos internacionales se pronuncien con firmeza ante tan injusta situación y hagan lo posible para intervenir y cambiar el rumbo de las cosas…

Recuerdo canción de juventud interpretada por el venezolano José Luis Rodríguez, El Puma: “Agárrense de las manos… juntos podemos llegar donde jamás hemos ido…”. Deseo y oro para que el pueblo de Venezuela, incluido el segmento oficialista que engañado apoya al espurio, consume su unidad, quiebre al desgobierno y pronto celebre elecciones libres y democráticas.

Y alcemos la voz por todas las vías y al dictadorzuelo recordémosle que Simón Bolívar dijo: “Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos”. En efecto, ¡y por muy maduros que éstos hayan sido!

rosariomarin978@gmail.com