Interludio

Cuatro, ocho pistas… ¿Y el espacio aéreo?

Que venga un piloto profesional y que me diga si, tal y como están orientadas las pistas del piojoso aeropuerto internacional “Lic. Benito Juárez García” de la capital, se pudieran efectuar aterrizajes simultáneos en el muy remoto caso de que, al materializarse un magno proyecto de ampliación —algo que no es nada evidente, en un país donde nos cuesta un trabajo enorme concretar las cosas— se construyeran otras dos, paralelas a las que ya existen (que serían, supongo, la 4 izquierda y la 4 derecha —la 24 izquierda y la 24 derecha, en el sentido contrario—, con esa variación de un grado en la alineación que uno puede observar entre cada par de pistas en los grandes aeropuertos) porque, a mi entender, en el espacio aéreo, así como está dispuesto actualmente, no caben dos aviones efectuando al mismo tiempo aproximaciones finales: no visualizo, con perdón, el área en la que pudiera entrar, digamos, un B-737 mientras que otro aparato (así fuere un Embraer de los pequeños) atravesara el cielo de Polancoantes de efectuar el viraje para sobrevolar la famosa torre de telecomunicaciones de la SCT y enfilarse, finalmente, hacia cualesquiera de esas posibles cuatro pistas que tendría el fabuloso aeródromo de nuestro deslumbrante futuro infraestructuresco (una disculpa, amables lectores, pero a veces es absolutamente inevitable acuñar neologismos, vista la ausencia de los términos adecuados).

Pero, a lo mejor hay una solución. Por eso solicito, con toda humildad (y esperando no recibir insultos, aunque es parte de este negocio), la informada opinión de un especialista. En todo caso, el tema está a la orden del día porque, antes de siquiera comenzar (creo) la licitación en forma del proyecto y de que los diferentes aspirantes presenten sus diseños, ya se apareció por estos pagos el señor Norman Foster, que es un autor de obras portentosas, acompañado del yerno de don Carlos Slim, para promover su utopía particular. Bueno, que gane el mejor. Y, a ver si nos aclaran lo de las pistas.