La mala educación

Sería una actitud muy ingenua esperar que las clases dominantes

desarrollen una forma de educación que permitiese a las

clases dominadas percibir las injusticias sociales de forma crítica.

Paulo Freire

 

Nada que festejar en el Día del Maestro. Ésta será una jornada muy combativa por quienes defienden la educación pública y sus derechos laborales. Maestros y estudiantes se manifestarán en contra de la Reforma Educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien ha tenido dos titulares en la Secretaría de Educación Pública [SEP] –Emilio Chuayffet Chemor y Aurelio Nuño Mayer–, carentes de oficio y beneficio. La mala educación o la educación neoliberal. Sintomático que ninguno de ellos hubiesen tenido jamás ninguna experiencia magisterial; no existe ningún proyecto gubernamental para superar los grandes rezagos de la educación pública y la dizque reforma es una tentativa meramente burocrática y laboral en contra de los derechos legítimos magisteriales ¿Dónde está la reforma? ¿En la calle con las fuerzas policiales?

El Día del Maestro está inmerso en una profunda crisis social, económica, política, cultural y educativa, la cual no puede ni quiere resolver este gobierno ultraneoliberal. Aurelio Nuño se la ha pasado justificando las medidas autoritarias y represivas contra el magisterio democrático en lugar de explicar las virtudes pedagógicas, inexistentes, de la reforma. El enredo se veía venir con la sustitución de nefanda Elba Esther Gordillo, quien ya había su agotado su papel de dirigente charra sindical, aunque la profunda corrupción e impunidad siguen imperando dentro de este sindicato.

La lucha de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación [CNTE] promueve una huelga general por las siguientes demandas: 1. Por la abrogación de la punitiva reforma laboral-administrativa en educación, y en defensa de la educación pública y el normalismo, el respeto a los derechos económicos, laborales, sociales, profesionales, sindicales y políticos de los trabajadores de la educación; 2. Por la abrogación de las reformas estructurales, que atentan contra los derechos de los trabajadores y el pueblo de México, y que someten el país al imperialismo, vulnerando la soberanía y la independencia nacional; 3. Contra la violencia reaccionaria del Estado y el narco, que en los últimos 10 años tiene un saldo de más de 150 mil muertos, más de 50 mil desaparecidos y miles de perseguidos, torturados y presos políticos; 4. Contra la represión y criminalización de las luchas y la protesta social, exigimos la libertad de todos los presos políticos y cancelación de todas las órdenes de aprehensión; 5. La crisis capitalista es responsabilidad de la burguesía, por la que no debe recaer el peso sobre las espaldas de los trabajadores y el pueblo mexicano; 6. Contra la política fascista del régimen; 7. Contra el corporativismo [charro].

A su vez, el Colectivo de Reflexión Universitaria [CRU] de la Universidad de Guadalajara en su Manifiesto Magisterial declara: 1. Nuestro más profundo rechazo al despido de los colegas maestros dependientes de SEP que han sido separados de su cargo, injustamente, por oponerse a una evaluación punitiva y a una supuesta reforma educativa lesiva de los derechos laborales del magisterio; 2. Repudiamos el carácter autoritario del secretario de educación, Aurelio Nuño Mayer, quien además no tiene ninguna idea de lo que es la educación, razón por la que ha venido imponiendo la política del gobierno federal, con base en la represión de cualquier manifestación en contra de los lineamientos estatales, encabezado por un cada vez más ilegítimo Enrique peña Nieto; 3. Seguimos sin entender las “razones” por las que la administración central de la UdeG no ha pagado el aumento salarial ya autorizado –mínimo por cierto, que de ninguna manera logra compensar la pérdida del poder adquisitivo– que no se ha entregado a estas alturas del año; cuando en otras dependencias ya ha sido saldado. ¿Nos lo están guardando para el día del maestro como regalo sorpresa?; 4. Hacemos un llamado a todas y todos los maestros de tiempo completo, de medio tiempo y de asignatura; así como a las y los trabajadores administrativos a firmar este documento y sumarse a la huelga general que está convocando la CNTE precisamente para el día 15 de mayo; 5. Consideramos que tenemos que organizarnos de manera independiente para así poder exigir nuestros derechos y demandar mejores salarios y otras condiciones de trabajo en la Universidad de Guadalajara; 6. No podemos seguir legitimando a ninguno de los sindicatos blancos [universitarios] que están siempre del lado de la patronal, y que ni siquiera son capaces de informarnos del retraso del pago de un aumento ya autorizado; 7. Pensamos que solamente con una organización independiente, unitaria, podemos iniciar un proceso de democratización de nuestra Universidad; 8. No aceptemos más la simulación sindical, tanto del sindicato de trabajadores administrativos como la del gremio de académicos; nuestras luchas tienen que ser unitarias y al lado de los estudiantes, todo el tiempo; 9. Rechacemos la privatización de la educación y de las universidades y reivindiquemos el espíritu social del artículo tercero y de toda nuestra carta magna tan pisoteada por los neoliberales; 10. Iniciemos la organización de un Congreso Universitario en el que todas y todos, trabajadores administrativos y académicos, junto con las y los estudiantes, transformemos la Universidad y la adecuemos a los tiempos que corren ¡Por un Congreso General Universitario! ¡Por la democratización de la Universidad de Guadalajara!

La defensa de la educación pública pasa necesariamente por la democratización sindical y por las instituciones educativas.