Una lucha de trabajadoras ejemplares

¡Libertad inmediata
a Nestora Salgado!

Continúa la violencia por todo el país: el asesinato de un niño perpetrado por niños que juegan a ser adultos criminales en Chihuahua; civiles asesinados el 1° de mayo cerca de Villa Purificación, Jalisco, presuntamente “ajusticiados” por tropas militares; candidatos asesinados en plena campaña electoral; desaparecidos forzados como en Chilapa, Guerrero; violencia en los estadios de futbol; represión brutal gubernamental contra los jornaleros de San Quintín; violencia verbal racista contra los indígenas por Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral; cuya “verdad histórica” de su cinismo podría ser: “A poco cree la naquiza que les vamos a respetar su voto. Para eso estamos nosotros los del INE y los partidos para darles atole con el dedo, al fin y al cabo les gusta a los de la tribu chichimeca que les demos espejitos por sus votos...”.

Pero también existe una violencia, la violencia laboral y machista que se reproduce incesantemente en casi todos los espacios fabriles donde laboran miles de mujeres, especialmente en las maquiladoras electrónicas como las ubicadas en la zona metropolitana de Guadalajara o en las ciudades norteñas como Ciudad Juárez, Tijuana, etcétera. Nos referimos a la violencia con el acoso u hostigamiento sexual, tan frecuente en estos espacios fabriles. Ese es, entre otros, uno de los motivos por los que cientos de trabajadoras se organizaron en la Coalición de Extrabajadoras [es] y Trabajadoras [es] de la Industria Electrónica Nacional [CETIEN], que cumplió ocho años de haberse constituido. La CETIEN es un grupo de más de un centenar de trabajadoras y trabajadores de diferentes localidades del país, víctimas de alguna violación a sus derechos humanos laborales dentro de las empresas maquiladoras, quienes luchan para mejorar sus condiciones de trabajo para que las familias de las y los empleados tengan una mejor calidad de vida. La CETIEN surgió en mayo de 2007 a partir de la unión de los y las operadoras de la empresa Hitachi en Guadalajara, la cual cerró sus instalaciones para moverse a Filipinas y obtener obra de mano más barata para su explotación, dejando a más de 4 mil 500 trabajadores sin empleo y algunos sin la correspondiente indemnización de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo mexicana, pues la Secretaría del Trabajo y Previsión social [STPS] fue y es tan inepta y corrupta como en el caso de los jornaleros de San Quintín, Baja California, en Jalisco y en todo el país.

La CETIEN lucha para que más trabajadoras conozcan, defiendan y promuevan sus derechos humanos laborales. Su sede matriz está en Guadalajara –a la que algunos empresarios y funcionarios gubernamentales denominan, grotescamente, el Silicon Valley mexicano [el Valle del Silicio, tratando de remedar al complejo electrónico en California, Estados Unidos]– y sedes en Reynosa, Mexicali, Monterrey, entre otras. En el 2013, la CETIEN denunció enérgicamente las irregularidades suscitadas por el despido de empleados de la empresa Jabil, la cual producía el celular Blackberry. La industria maquiladora tiene todo el respaldo del gobierno mexicano para transgredir impunemente la Ley Federal del Trabajo con base a la reforma laboral de Peña Nieto y la implantación ilegal de la subcontratación de la fuerza de trabajo con el outsourcing, contando con la complicidad de los sindicatos fantasmas charriles de la CTM y la CROC.

El lema de la CETIEN es “Por un trabajo digno y estable” y desde su fundación ha sido consecuente con esta consigna. Esta organización gremial ha venido trabajando sobre la capacitación de los derechos laborales en estas empresas transnacionales, cuyas condiciones de trabajo y salarios han venido mermando por la competitividad y la flexibilidad desplegadas con el crecimiento del sector electrónico en una producción basada en tecnología de punta pero con condiciones laborales de alta intensidad en la explotación de la mano de obra. Los y las integrantes de esta Coalición son independientes de los sindicatos charros cuyos dirigentes buscan su propio beneficio económico y político dejando en la indefensión a cientos de miles de operarios. Tales “sindicatos” son totalmente desconocidos por los propios trabajadores y funcionan con contratos de protección patronales. La CETIEN nunca ha confiado en los funcionarios del gobierno, quienes maltratan a los y las trabajadoras tachándolas de ignorantes porque carecen de estudios, de licenciaturas y doctorados, como si los funcionarios mismos tuviesen formación académica para resguardar las leyes laborales, cuando en realidad son una bola de ignorantes, supercorruptos achichinques de los patrones explotadores, a quienes los molesta que los propios trabajadores tengan experiencia y conocimiento de sus derechos laborales. La CETIEN lucha por anular la precariedad salarial, el maltrato laboral, el acoso sexual de los supervisores y capataces, y hasta de los propios compañeros machistas inconscientes de su condición de clase. La Coalición publica El despertar obrero, que pretende ser la voz de los trabajadores de la electrónica. Su correo es: coaliciónelectrónica.mexico@gmail.com y su blog es: www.cetienmexico.wordpress.com

Uno de sus principales objetivos es crear un sindicato democrático e independiente para representar verdaderamente a los trabajadores, para mejorar las situaciones laborales que viven dentro de las empresas. Para la CETIEN la creación de sindicatos auténticos es una verdadera necesidad política y afirma que “no hay otra opción”, lo cual implica la lucha por la defensa por la libertad de asociación gremial, al igual que los jornaleros de San Quintín ¡Viva la CETIEN!