Music Club

El sonido en la Pasión

Y alrededor de la hora nona, clamó Jesús con

voz fuerte:

“Elí, Elí ¿lama sabactaní?”

Mateo 27:46

 

Algunos de los que estaban allí, al oírlo,

decían:

Éste llama a Elías

Mateo 27:47

 

Cuando uno habla de la música de la Pasión de Cristo, piensa de inmediato en la obra de Johann Sebastian Bach. Resuenan en las catedrales protestantes –y hoy también en las católicas-, los acordes, arias, corales y arpegios de las pasiones.

Sonoridades basadas en los textos de los evangelios. Obras tremendamente largas –y espectaculares-, que exigen del que escucha una gran paciencia, actitud mística y sobre todo, competencia musical.

Bach compuso cinco pasiones –de las que sólo se conservan dos: La Pasión según San Juan y la Pasión según San Mateo.

Recomiendo los Extractos de la Pasión según San Mateo, un disco de 1973 con la Orquesta Filarmónica de Berlín dirigida por Herbert von Karajan. Lo más cercano a mi ideal sonoro en Bach.

Luego viene a mi memoria una obra maestra del rock. Música para la película Jesucristo Superestrella (1973), compuesta por el pop-clásico Andrew Lloyd Weber.

Sobresale la rítmica, el derrapeovirtuosístico y con tintes sinfónicos de las guitarras eléctricas. Las voces de Ian Gillan, Murray Head, alternando en un espacio de armonías alucinantes.

Y cómo no darle su lugar al maestro Peter Gabriel que con su Passion (1989), sonoriza la película La Última Tentación de Cristo, de Martin Scorsese.      

En su película, Martin Scorsese quiso mostrar a un Cristo menos sobrenatural, más humanizado. Para la banda sonora buscó a Peter Gabriel, quien hacía cinco años había desertado de Génesis.

Dice Gabriel: “Buscamos a los mejores cantantes y solistas en el campo de las músicas del mundo, que pudieran dejar testimonio de los ritmos y sonidos del Norte de África. Fue una maravillosa experiencia trabajar con músicos de diferentes idiosincrasias. Vinieron de Pakistán, Turquía, India, Costa de Marfil, Egipto, Nueva Guinea, Marruecos, Senegal y Ghana”. (Interior del CD).

Passion es música experimental. Sobresalen las percusiones de Peter Gabriel y Fatala. Imperdible.

Finalmente, te recomiendo la Pasión según San Marcos (2000) de Osvaldo Noé Golijov (1960, La Plata, Argentina), una versión americana de la pasión.

(…)     

PD. Este 21 de marzo se conmemoró el 330 aniversario del nacimiento de Johann Sebastian Bach. En la ciudad de México, en tres estaciones del metro, el cellista Ignacio Mariscal interpretó –rodeado por una treintena de espectadores-, las Suites para cello solo. Enhorabuena.

 

Felices vacaciones.

 

Correo electrónico: leverkhun1@outlook.es      

Twitter: @AlterRuy