Music Club

El Sistema, ese monstruo marino

Mientras en otros países del mundo –cada  vez menos, para ser sinceros-, se apuesta por la cultura y la educación, en México se recorta el presupuesto de manera dramática. 21 por ciento para cultura, hasta el ¡95 por ciento! En programas dedicados a la ciencia y la tecnología, como el CONACYT (Presupuesto de Egresos 2017).

Ya HaldousHuxley, en su novela Un mundo feliz, describió una sociedad caótica, en donde todo lo relacionado al arte –llámese poesía, música-, se relegaba, al punto de llamársele “lo primitivo”.

En un mundo al revés, las cosas que aparentemente funcionan con corrección, se denostan.

El 10 de noviembre de 1989, cayó el Muro de Berlín. Símbolo del fascismo y la separación entre las dos Alemanias, la Oriental y la Occidental, se vino abajo mientras en los altavoces resonaban las notas de la obra maestra de Pink Floyd: The Wall.

“No queremos un pinche muro que te separa de tu hermana, de tu hermano, de tu primo…”, expresó Roger Waters en su concierto del mes de septiembre en el Foro Sol de la Ciudad de México.

Por mucho, el álbum The Wall (El Muro, La Pared, como más le plazca la traducción), es una de las obras de arte más trascendentes del siglo XX –no como intelectualistamente John Cage designó como “la mayor obra de arte del siglo XX”, al atentando en contra de las Torres Gemelas-.

En The Wall, las sonoridades, la profundidad poética y musical, son estéticamente sublimes.

Y qué decir de la película –The Wall es un proyecto multidisciplinar-, dirigida por Alan Parker. En ella la crítica social, la manifestación del “Ente” consumido ante las fuerzas del Sistema –metáfora del Leviatán-, cobran una fuerza inusitada gracias al poder de la imagen.

 “Qué es lo que haces”, “¡Hey, miren, está escribiendo poemas!”, dice a los alumnos de manera burlona el maestro de The Wall, luego de que Pink decidiera escribir poesía en el salón de clases.

La profecía de Huxley –intertextualizada por Pink Floyd-, se está cumpliendo. El presupuesto se recorta en México porque el recurso se aplicará para reforzar el aparato represivo del Estado.

En el vecino país del norte, en tanto, la mitad de la nación –que hay que decirlo, no es la voz de un solo hombre-, está de acuerdo en la construcción del muro.

En medio del caos, las voces de la crítica, los MassMedia, la gente que alza su grito expresionista en las calles, no son sino fantasmas que luchan infructuosamente en contra del Leviatán. GoMillenials, Go!

leverkhun1@outlook.es

@AlterRuy