Music Club

Música a dos tiempos

Escuchar las nuevas expresiones sonoras es una tarea que el músico -sea compositor, intérprete, investigador-, debe llevar a cabo, en busca de la actualización profesional.

He tenido la fortuna de conocer alumnos que dan orgullo. Uno de ellos es Sergio Valenzuela, buen exponente de guitarra eléctrica en el género death,  alumno con Excelencia Académica en música por la Universidad de Guadalajara, y médico cirujano, también por la U de G.

Hemos platicado alrededor de 4 horas en el café donde me refugio cada mañana –cafetería surrealista del centro de Guadalajara-, de nuestros gustos musicales.

“Me sorprende que aún no hayas escuchado a PorcupineTree”, le digo mientras fumo una pipa que no es una pipa.

“¿Y Usted, ha escuchado el Post-Rock?”, inquiere con tono intelectual. Por las ventanas del café entran unas luces amarillas. El mediodía recorre la ciudad como un fantasma indiferente.

“El Post-Rock es un género que pondera la instrumentación a la voz humana, son piezas larguísimas instrumentales (…) una especie de minimalismo”. Sergio dixit.

No puedo evitar que mi pensamiento se dirija hacia el nuevo material sonoro de Pink Floyd: The Endless River. “Entonces el nuevo material de Pink Floyd es Post-Rock”, opino como si se tratara de una revelación.

“Sí, he escuchado el nuevo disco de Pink Floyd, pero Pink Floyd ya suena muy Pink Floyd, un sonido original en los tiempos en que pegó, con The Dark Side of the Moon, Shine on you Crazy Diamond, The Wall… esto es distinto (…) Mogwai, Earth Division...Explotions in the Sky… God is an Astronaut con Infinit Horizons…Olanfur Arnalds con The Wait, Hammock con I Can Almost See You (…) Mire, Earth Division de Mogwai es un EP. Un disco de 4 ó 5 tracks”.

De inmediato vienen a mi mente los discos de 78 revoluciones. Pequeños especímenes circulares que colmaban los anaqueles de las antiguas discotecas de la ciudad.

Acoto: “Ahí difundieron sus hits –luego contenidos en los long play de 33-, The Beatles, The Bee Gees, The Hollies”. Sergio asiente. Su mirada es la de un joven comprensivo.

El mundo ha cambiado. Llego a mi casa. Me coloco en las orejas mis audífonos, abro la página de internet y localizo en el buscador la música de los grupos Post.

Earth Divisions de Mogway. The Earth Is Not a Cold Death Place de Explotions in the Sky. Sonidos pausados. Profundos. Guitarra eléctrica en arpegio moderato, voces de piano y el cantante, en medio de la resonancia, recordándonos que aquella sinfonía todavía es rock.

Invito a mis inquietos lectores a compartir el gozo de la Pavana para un difunto viviente.

Seguro de que coincidiremos en el descubrimiento de nuevos mundos sonoros, te espero en quince.

 

leverkhun1@outlook.es 

Twitter: @AlterRuy