Music Club

Invadiendo esferas

Blue, blue windows behind the stars

yellow moon on the rise

big birds flying across the sky

throwing shadows on our eyes

Helpless, Neil Young


En la actualidad hay una tendencia a estudiar el fenómeno artístico desde una perspectiva transdisciplinar.

El término implica que, para entender a profundidad una especialidad artística, no basta estudiarla por sí misma. Es decir, a Bach tenemos que abordarlo no sólo desde el ámbito sonoro, sino filosófico, literario, por ejemplo.

La transdisciplinaridad abre un prisma de infinitas interpretaciones. Un Aleph fascinante y complejo.

Desde esta perspectiva, es factible encontrar la música en otras artes: La literatura, el teatro, la danza, el cine. La interrelación nos enriquece y asombra.

CINE

El cineasta, al elegir la banda sonora, armoniza la imagen y el sonido, haciendo crecer su obra en ritmo y expresión.

Si la música es original, pueden nacer encuentros muy afortunados.

Para Pat Garret y Billy the Kid, western de 1973 dirigido por Sam Peckinpah, Bob Dylan compuso una obra con el mismo nombre de la película. Algo relevante es que Dylan también actuó en este film.

DeadMan, otro western pero de 1995 y dirigido por JimJarmusch, nos hace adictos a la música de Neil Young, genial rockero canadiense.

El director mexicano Alejandro González Iñarritu, hizo lo propio al mostrarnos la música del argentino Gustavo Santaolalla en Amores Perros, 21 gramos y Babel.

Uno de los más recientes experimentos sonoro cinematográfico se debe a los hermanos Coen. Balada de un hombre común (Inside Llewyn Davis), de 2013, película que narra la historia de un músico sin suerte.

Inspirada en un compositor de la vida real, Dave Van Ronk(New York, 1936 - 2002), que en los sesenta incursionó en la música folk –en la llamada cultura de la cafetería-, Balada de un hombre común logra una total identificación entre espectador y personaje.

Al final, queda una interrogante ¿Por qué no alcanzó el éxito Dave Van Ronk (Llewyn Davis)? ¿Por qué si su música poseía el feeling?

Es una historia que me remitió a un genio de la literatura, Milán Kundera, que en su obra La vida está en otra parte, narra las vivencias de un poeta que a pesar de su talento –bajo el signo de Rimbaud, dirán algunos-, muere en la indiferencia social.

Feliz Año. Espero reencontrarte con más música en quince.


leverkhun1@outlook.es / @AlterRuy