La Corte de los Milagros

¿Nadie por encima de la Ley?

Ahora que la Secretaría de la Contraloría ya ofreció investigar un posible tráfico de influencias en la asignación de un contrato a la firma CEO Business Consulting SC, por recomendación de la directora de Planeación de la Secretaría de Transportes, Mónica Alicia Osorio Alarcón, valdría la pena que agilizara sus pesquisas.

De entrada, porque tras las evidencias que aquí se publicaron hace un par de días sobre los vínculos de Mónica Osorio con la referida la empresa, de la cual fue parte de su equipo de consultores, ha comenzado una especie de cacería de brujas con el despido de la secretaria de aquélla, Aida Ramo.

Las causas de su cese se desconocen, pero se aventuran dos hipótesis: una, que se le está responsabilizando de la filtración; y dos, que ella tiene todavía más información sobre los nexos de su jefa con la firma consultora, por lo que su despido pudo tener carácter previsorio.

El secretario de Infraestructura, José Cabalán Macari Álvaro, dijo a este espacio que Mónica Osorio sí había sido parte de CEO Business Consulting SC, pero hace tres años se había separado de la empresa para trabajar en el gobierno del estado, sólo que por un “error” de la firma, su nombre aún aparecía en el equipo de consultores.

El supuesto error de la empresa consultora al parecer no es tal, pues la propia directora de Planeación de la Secretaría de Transportes se presenta en su perfil de Linkedin no como funcionaria del gobierno del estado, sino como consultora de CEO Business Consulting SC, al menos hasta la mañana de este miércoles, como se muestra en esta imagen.

Seguramente esta evidencia será eliminada cuando alguien le diga lo que se publica en esta columna. De ahí mi respetuosa recomendación al contralor Eukid Castañón Herrera de que se ponga las pilas y agilice las investigaciones sobre este caso, antes de que otros empleados de la Dirección de Planeación corran la misma suerte que Aida Ramo, u otras evidencias que documentarían el tráfico de influencias entre la funcionaria y la firma consultora sean eliminadas.