AL PIE DE LA LETRA

Más cámaras… y más inseguridad en Puebla

El alcalde poblano Eduardo Rivera y el gobernador Rafael Moreno Valle pusieron a funcionar en esta semana decenas de cámaras más, para vigilar las calles de la Ciudad de Puebla. Según los datos proporcionados por ellos mismos, ya son más de 600 de estos artefactos y eso convierte a la capital del Estado en una de las ciudades con más cámaras… pero también con más delincuentes.
Porque los asaltos a tiendas Oxxo –y empresas de todo tipo-, los robos con violencia a cuentahabientes de los bancos, los robos a bancos, los robos con o sin violencia a casas habitación, los robos de autos y autopartes, los asaltos a transeúntes, los asaltos a usuarios de transporte público, los asaltos violentos a comensales en restaurantes y últimamente hasta asesinatos con toda la huella de ser ejecuciones de crimen organizado… han aumentado notoriamente y son cosa de todos los días, con todo y los cientos de camaritas de video.
Evidentemente, la inseguridad ha crecido en el último trienio, es un hecho, aunque lo nieguen y renieguen las autoridades panistas estatal y municipal.Y las camaritas sirven para que los delincuentes posen para ellas, porque los robos y asaltos no han cesado.
El propio gobernador también advierte que se implementarán nuevas estrategias en todo el estado para reducir la ola delincuencial, que se blindarán las fronteras con otros estados, que se contratará –o ya se contrató- al colombiano Óscar Naranjo para que asesore en el tema que es experto: combate al narcotráfico y narcoguerrillas… ¿pues no que aquí no había eso?
Y el anuncio es excelente. Pero también significa que el propio gobernador acepta que todo lo que se ha hecho hasta el momento no ha funcionado. Y por supuesto que así es. No se necesita hacer foros y planes para darse cuenta que la principal preocupación de los poblanos actualmente es la inseguridad y la mala situación económica en general.
Así pues, habrá ya cientos de cámaras… pero no hay policías que protejan a los ciudadanos. Las patrullas brillan por su ausencia en cualquier zona de la ciudad. Los pocos policías vegetan bajo la sombra de un buen árbol o desayunan tamales en muchas esquinas de la ciudad. Pero jamás están afuera de los bancos o de los Oxxos para evitar los asaltos.
En estos días se ha dado a conocer cuánto gasta el gobernador por hora para andar paseando en su lujoso helicóptero Augusta. Más de cincuenta y dos mil pesos… por hora. Creo que si se ahorrara un poco en esos temas, alcanzaría para pagar a más policías, por ejemplo.