AL PIE DE LA LETRA

Encuestas y futuro ya próximo

En la empresa que encabezo, hemos seguido haciendo lo que sabemos hacer: Encuestas en al ámbito político-electoral. De todo ello, hay varias conclusiones que hemos venido madurando, de acuerdo a lo que medimos y, naturalmente, a lo que observamos como investigadores de nuestro entorno social.
El gobierno de Rafael Moreno Valle, efectivamente, está en general bien calificado por la sociedad. La gente percibe que está trabajando y haciendo obras públicas. Sin embargo, empezamos a notar que un sector de la sociedad empieza también a calificar como innecesarias varias de las obras del morenovallismo. Es un sector minoritario, pero que tiende a ir creciendo. Son los asiduos visitantes de las redes sociales, jóvenes, universitarios y profesionistas independientes. El sector pensante de la sociedad, pues.
A tres años de gestión, pues, el desgaste empieza a aparecer. Claro, se entiende el afán morenovallista de las obras en Puebla capital y zona conurbada: Es donde se encuentra el mayor número de votantes.
Ahora, si bien es cierto que en Puebla el PRI está en estos momentos por debajo de las preferencias electorales (del PAN), también lo es que puede cambiar esta tendencia en próximos meses. Las acciones del gobierno de Enrique Peña Nieto están dirigidas hacia ese objetivo, incluyendo los golpes al crimen organizado. Solo tendría que lograr que haya mejoría en la economía familiar de los mexicanos.
Con respecto a la lucha por la gubernatura, hay varias cuestiones qué comentar.
Al día de hoy, los posibles precandidatos del grupo morenovallista (que no panistas) no han despegado ni en conocimiento ni en intención de voto. Quizás con la excepción de Antonio Gali y Martha Érika Alonso, los demás morenovallistas no tienen ni presencia ni intención de voto en el interior del Estado (ni en la capital).
En el grupo de priistas hay claramente varios precandidatos. Al día de hoy, Blanca Alcalá Ruíz, Enrique Doger Guerrero, Juan Carlos Lastiri y quizás hasta Guillermo Deloya o Javier López Zavala. ¿Y si el PRI lanzara al (a) candidato (a) mejor posicionado... pero para la mini Gubernatura? Y con ello tener una magnífica probabilidad de ganarle a un morenovallista... de los que se han mencionado hasta ahora. ¿Se arriesgaría Rafael Moreno Valle a perder esa posición tan importante? No lo creo. El gobernador se jugará su vida para ganar la "mini" gubernatura. Acuérdense.