Tiempo vivido

La elección de candidatos

Llegó a Coahuila el arranque de la carrera por la gubernatura, presidencias y diputaciones; para ello los partidos políticos chicos y grandes viven sus procesos internos para seleccionar a quienes anunciarán que representan no sólo a sus partidarios sino a los ciudadanos que coincidan con sus plataformas políticas.

Cómo ha trascendido, dentro de los partidos las distintas corrientes, especialmente dentro del PRI y PAN han venido cabildeando o promocionando a quienes tienen el visto bueno de la dirigencia, -que casi siempre está alineada-, aunque aparentemente dentro de un proceso con reglas parejas a todos los interesados a participar, si se sienten con méritos y contingentes que lo apoyen.

Aquí es donde está el problema si no es efectiva esa equidad o no se tiene buen control o disciplina en las bases para aceptar o irse a la cargada de las decisiones de la cúpula; decisión que tendrá que legitimarse en los procesos internos de selección de candidatos. Los partidos chicos que son cotos familiares o particulares no tendrán problemas; los de mayor representatividad en el Estado tendrán que ser capaces de convencer a sus partidarios que sus procesos fueron limpios, equitativos y transparentes, es decir democráticos.

Por lo pronto el PAN acusa división, aunque los contendientes no tienen verdadero peso para representar peligro para PRI; y éste se pondrá a prueba no sólo para sacar ventaja de la división panista sino para que no suceda lo de las últimas elecciones donde el PAN ganó por la mala elección de candidatos del PRI lo cual ocasionó que más de la mitad de las gubernaturas las ganaran con candidatos chapulines e indisciplinados expriistas que fueron desechados.

El cambio de panistas que se vuelven priistas o viceversa devela falta de convicciones de los cuadros que olvidan su ideología y se ofertan al mejor postor; lo cual ya apunta las crisis de cada partido que parece habitado por pragmáticos que se acomodan a las circunstancias aunque tengan que renunciar a sus principios con los cuales supuestamente estaban identificados. También entraña el extravío ideológico ante la globalización, pues estos partidos hoy en día, más se asemejan que diferencian, cancelando la verdadera alternancia para los ciudadanos. Deberá ganar quien garantice la mejoría de las masas olvidadas. 


r_esparzac@yahoo.com.mx