Tiempo vivido

Morelos el Padre verdadero de la Matria

Sin ser exactos en el sentido propuesto por Luis González, para el término matria, que lo hace en defensa de la microhistoria, la usamos para llamar la atención en la contradicción misma que existe en el término patria, especialmente cuando se usa la expresión la madre patria. Dirían las feministas: por fin, o es madre o es padre. De cualquier forma, esta distracción va para enmarcar un poco que en dos días, en México, pero sobre todo en la antigua Valladolid, se recordará el natalicio de José María Morelos y Pavón, sucedido el 30 de septiembre de 1765, primero de los insurgentes que pudo expresar diáfanamente el fondo y propósito de la lucha de independencia que iniciaran Hidalgo, Allende y Aldama.Jamás podré olvidar el impacto que causó en mi hijo Iván, entonces entrando en la juventud, leer en el museo dedicado al prócer, Los Sentimientos de la Nación. Observé que al menos lo leyó dos veces, a través del cristal de la vitrina que contenía el documento; dándome la sensación de que hubiera deseado tomarlo entre sus manos. De ahí en adelante hizo el recorrido por las otras salas en silencio y más atento a lo expuesto en ellas. Al salir, expresó único comentario: que distinto leer directamente lo que pensaba Morelos, que conocerlo a través de los que dicen los profesores.Valladolid era una de las más hermosas ciudades de la Nueva España. Flanqueada por dos ríos el Guayangareo y el Río Grande; rodeado de montañas y cerros, entre estos, el Punhuato, los de Atécuaro; las lomas de Tarímabaro, los cerros de Cuto y Uruétaro que separan el valle, donde se asentaba la población y el lago de Cuitzeo. Ahí nació José María, a quien Lucas Alamán le adjudicó ascendencia negra e indígena, es decir de una de las castas; su acta de bautismo asienta que fue hijo de españoles; por propias declaraciones sería criollo; acertijo como muchos porque en esa época era frecuente ocultar su procedencia étnica. Es sin embargo, verdaderamente intrascendente el asunto, sobre todo si se califica sus servicios a la lucha de independencia y su precursora obra legislativa para prefigurar al estado mexicano que luego en 1824, quedaría definido en la  Constitución nutrida en Los Sentimientos de la Nación; 23 puntos que fueron discutidos en el Congreso de Chilpancingo. Fue ahí donde López Rayón discrepó de Morelos quien pugnaba por que en la Constitución se expresara: La América es libre e independiente de España y de toda otra nación. En tanto López Rayón proponía. “La soberanía dimana inmediatamente del pueblo, reside en la persona del señor D. Fernando VII, y su ejercicio en el Supremo Congreso Nacional Americano”. Morelos, radical libertador con visión de estadista. 


r_esparzac@yahoo.com.mx