Tiempo vivido

Izquierdas a la derecha

Desde que Revueltas expresó con claridad lacerante el origen y la repisa de los conflictos y fracasos de la izquierda mexicana de su época, las actuales se han encargado de confirmar aquellas razones recriminadas con la expulsión del duranguense, con tal desfiguro, que a galope contribuyen al cumplimiento de las consignas de la derecha, expuestas por León XIII, cuando en su encíclica Rerum Novarum, al defender a los obreros y sus derechos naturales, fustiga al socialismo, presentándolo como enemigo de los mismos, y exalta las virtudes de la propiedad privada y de la necesaria alianza de los obreros con sus patrones.

Recordemos que una bulla encíclica o carta circular, es el medio por el cual el Papa envía a obispos católicos temas de doctrina religiosa y política e incluso de disciplina cuando se ha hecho necesario; así fue el caso de Vicenzo Gioacchino Pecci, quien publicó cerca de cincuenta documentos durante sus 26 años de papado, entre ellos: “Sobre las cosas nuevas”, su encíclica más importante, promulgada el 15 de mayo de 1891, dos años antes de que El Torreón fuera denominado “Villa”.

Se lee: “Destruidos… los antiguos gremios obreros, y no habiéndoseles dado en su lugar ninguna defensa, por haberse apartado las instituciones y leyes públicas de la Religión… poco a poco ha sucedido, los obreros hallarse entregados, solos e indefensos, por la condición de los tiempos, a la inhumanidad de sus amos y a la desenfrenada codicia de la competencia… Júntase a esto que la producción y el comercio de todas las cosas están casi del todo en manos de pocos… que han puesto un yugo que difiere poco del de los esclavos”.

“Para remedio de este mal, los socialistas, después de excitar a los pobres el odio a los ricos pretenden… acabar con la propiedad privada y sustituirla con la colectiva…[ ] Pero muy lejos está este procedimiento de poder dirimir la cuestión, antes … perjudica a los obreros mismos y es … injusto porque derriba el derecho de los que legítimamente poseen, altera la incumbencia y deberes del Estado e introduce una completa confusión en el orden social”. 

Quizá, el acatamiento del anterior pensamiento ha estado en la base de las decisiones de las fuerzas social-comunistas, llamadas izquierdas mexicanas, que han votado junto con las del centro-revolucionarias y las de la derecha: la privatización de las riquezas nacionales, leyes obreras-patronales inclinadas al segundo, la destrucción de los sindicatos y una educación y medicina que debilita la laicidad y su obligación de ser pública y gratuita. 


r_esparzac@yahoo.com