Pelotazos

México entre Costa Rica y EU

Costa Rica tiene muchas ganas de vencer a México y dejarlo fuera de la Copa del Mundo. Eso es exactamente lo que una selección debe sentir en la cancha cuando se enfrenta a un rival que lo ha eliminado muchas veces. Y también hay un natural deseo de darle un manotazo en la boca a la soberbia con la que los mexicanos ven al futbol de Centroamérica.

En los medios de comunicación, en las pláticas informales, en las declaraciones de futbolistas y directivos. En el escándalo y drama por perder contra estos “equipuchos”. ¿Cuándo se decidió desde México que la única razón por la que está a punto de quedarse fuera del Mundial es porque los mexicanos han jugado increíblemente mal, el Chepo de la Torre era un inútil soberbio y Victor Manuel Vucetich no hizo nada nuevo?

¿Y los rivales? ¿Están cojos, no corren, no le saben pegar a la pelota, no entrenan, son estúpidos y no pueden hacer lo que les pide su director técnico?

Yo también tendría muchas ganas de ganarle a México si fuera costarricense tras décadas de nula solidaridad. Toda una historia de menospreciar y no entender que con el desarrollo de toda la zona puede haber mejor espectáculo, mejores partidos, más diversión, hasta más dinero. ¿No sería mejor que la Concachampions fuera un torneo competido, prestigiado, del que dieran ganas de salir campeón? ¿No sería increíble que calificarse en la Concacaf al Mundial te hiciera un rival temible? Pero nos encanta ser tuertos en la tierra de ciegos, aunque andemos por ahí sacando ojos.

¿Y Estados Unidos? Ellos no tienen ganas de dejarse perder en Panamá para dejar fuera México. Para nada. Es más, a muchos estadunideneses les dará tristeza que su rival no pase a la Copa del Mundo. Ya no tendrá tanto chiste ganarle a un equipo caído en desgracia. Muy bien lo escribió Shakespeare: “Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te quemes a ti mismo”.

twitter@rvbolio