Pelotazos

¿No es una Liga de mierda?

La Liga MX se interpreta a conveniencia. Esto es posible porque es totalmente ilógica. Sólo hay que ver la tabla general de hace seis meses, en la Jornada 13 del Clausura 2013, que es la que terminó este fin de semana en el Apertura 2013: el primer lugar era Tigres, el dos Atlas, el cinco Pumas y el seis Pachuca. Ahora únicamente siguen en los primeros cuatro América y Santos. El León que va este torneo en segundo lugar era penúltimo y Toluca que es tercero estaba en el lugar 10.

Caso increíble es el de los equipos regios. Monterrey y Tigres tienen dinero, afición, buenos jugadores y arrancaron el torneo con dos de los mejores técnicos de la historia. Víctor Manuel Vucetich acabó despedido, pero como premio fue elegido para salvar a la selección nacional. Ricardo Ferretti no acaba de poder explicar qué le pasa a su equipo. Es muy posible que los dos se queden sin Liguilla.

¿Cómo pueden cambiar tanto los equipos de un torneo a otro? A los pesimistas les gusta decir que es irregularidad y desorden. Añoran esas Ligas con la certeza de equipos grandes que siempre ganan. Lo ven como el estado ideal. Los optimistas dicen que la Liga mexicana es tan pareja que cualquiera puede ser campeón, que esto le da sabor e interés. Es deporte de los pesimistas ver todos los partidos y luego quejarse de que son malísimos. Y salen a llenarse la boca de que sólo ven futbol europeo, pero al revisar los ratings de la televisión de paga queda muy claro que son muy pocos los que ven los juegos donde sí “se juega bien”. Y si su equipo anda mal es porque todo el futbol es malo. Claro si andan bien festejan con todo. Como en este momento se ve a los americanistas. Muy orgullosos, con justa razón, de su equipo. Pero ¿No es una Liga de mierda? Entonces ¿qué festejan?

twitter@rvbolio