Imaginario social

Zona metropolitana y conflicto social VI y último

La clase política de la zona metropolitana de la Comarca lagunera, está habituada a vivir, preferentemente, del presupuesto. Saltan de un cargo a otro procurando nunca caer en el vació. Siempre está ahí un hueco disponible para ellos con un sueldo jugoso, el cual se paga de esa nomina sagrada que tiene como fuente de financiamiento los impuestos que pagamos todos los mexicanos. Decía una mujer, militante de un partido político “siempre son los mismos”, “las mismas caras”, “los mismos apellidos”, “nunca dejan lugar para las nuevas caras, para los nuevos liderazgos”. Tiene razón, esa clase política selecta y refinada, tiene nombre y apellido.Hay una clase media en esta región que carga con la ilusión de escalar posiciones en todos los ámbitos de la vida sociocultural, estudian maestrías, doctorados, abren negocios pequeños y medianos que son fuente de trabajo para una buena cantidad de laguneros y sobre todo mantienen el sueño de administrar sus vidas, sus negocios y, eventualmente, tener acceso a alguna posición administrativa o política que asegure de manera definitiva su futuro. Tarea difícil porque la clase política mantiene barreras sólidas ya que esta también desea asegurar el futuro de su descendencia.La clase socioeconómicamente menos favorecida vive de sueldos miserables, sueldos que apenas sirven para una sobrevivencia con sobresaltos pero con ingresos en la “línea de bienestar”, población que en términos reales no cuenta con los recursos suficientes para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades básicas. Aún más graves son aquellos hombres y mujeres que haciendo uso de todo su ingreso en la compra de alimentos, no puede adquirir lo indispensable para tener una nutrición adecuada. Línea de bienestar mínimo le llaman.La zona metropolitana es el espacio propicio para la generación de ideas independentistas, ayer fueron algunos partidos políticos los que pugnaron por la conformación del Estado de la Laguna, hoy son amplios sectores de la Sociedad Civil Organizada los que están pugnando por que este sueño se haga realidad. 


imaginariosocial58@hotmail.com