Imaginario social

Zona Metropolitana y conflicto social I

La tranquilidad que se había establecido en la zona metropolitana de la Comarca Lagunera se vuelve a romper. Eventos como la captura de Vicente Carrillo en la ciudad de Torreón ponen de manifiesto el riesgo en que se vive en esta región. El peligro acecha, lo mismo en el boulevard Independencia, que en las cantinas ubicadas en el poniente de la ciudad donde perdieron la vida algunas personas, o en el oriente de la ciudad donde las tienditas de barrio son asaltadas con frecuencia. Hacia el norte en la colindancia con Gómez Palacio los riesgos en los cruces vehiculares empiezan a irritar a la ciudadanía.Los reglamentos comunes, entre ellos el de vialidad, que entrarán en vigencia a la brevedad, nacen bajo mala estrella, la imagen de un agente de vialidad de esta zona metropolitana usando su teléfono celular con la patrulla en movimiento, generan desconfianza en la ciudadanía. Los viejos camiones siguen desplazándose con anarquía de Matamoros a Torreón, Coahuila,  a Gómez Palacio y Lerdo, Durango, despiertan molestia en la ciudadanía que se ve obligada a seguir soportando los desplantes de choferes y los efectos contaminantes. No hay quien someta al orden a este pulpo camionero que hace lo que le da su regalada gana.Los taxis se han convertido en una verdadera plaga, su presencia en las vialidades es ya una pesadilla. Los vehículos con placas de “organizaciones en defensa del patrimonio familiar”, convertidas en auténticos monopolios, siguen transitando entre un discurso político para los medios masivos de comunicación, y una realidad que ha rebasado a las autoridades. Sus dirigentes siguen lanzando discursos de abierta oposición a los gobiernos municipales, estatales y federales, sin que pase absolutamente nada. Esos líderes siguen con una inmunidad que genera sospechas.El desamparo en que viven las personas de la tercera edad, los robos a casa habitación, los robos de vehículos, el tema de los desaparecidos, los retenes ofensivos para la ciudadanía honesta y el maltrato a los animales son situaciones de agravio social que requieren ser atendidas de inmediato, la postergación de soluciones agrava los conflictos sociales que padecemos. 


Imaginariosocial58@hotmail.com