Imaginario social

Zona Metropolitana y conflicto social III

La clase política asentada en la Zona Metropolitana, acostumbrada a los privilegios que otorga el poder, tanto el que se obtiene a través del voto, como el que se obtiene a través de puestos administrativos en las estructuras municipales, se distinguen por un evidente sometimiento a las decisiones centralistas que se generan en Saltillo y Durango. Este comportamiento favorece una asimetría en los recursos que se destinan a los municipios de Matamoros y Torreón, Coahuila y a Gómez Palacio y Lerdo, Durango.Una clase política estratificado, con niveles de acceso al poder y a los recursos de acuerdo al grupo político al que pertenezca. En la Zona Metropolitana los priístas son los que tienen una presencia mayoritaria, en ciudad Lerdo se ha dado la alternancia y a pesar de ello la clase política agrupada en el PRI goza de una salud envidiable, los panistas se debaten entre la unidad y la fragmentación pero han sabido consolidar un grupo definido, combativo y eventualmente crítico. El resto de los grupos políticos simplemente hacen una labor simbólica sin mayor repercusión en la toma de decisiones de ese municipio.En Gómez Palacio poco se sabe de alternancia, el poder lo ha tenido el PRI y en todo caso las pugnas por mantener la administración municipal se dan entre la clase política agrupada en ese partido, pugnas que provocan diferencias que se antojan irreconciliables pero que siempre concluyen en acuerdos políticos, no siempre satisfactorios para alguno de ellos, que aseguran la continuidad de un proyecto político para mantener los privilegios del poder. Su capacidad para llegar a acuerdos con los partidos de oposición es envidiableTorreón es el municipio que sabe de alternancias, el PRI mantiene una clase política que se codea directamente con las esferas del poder estatal y federal al grado de que mantiene el sueño de que alguno de sus integrantes pueda ser gobernador del Estado, le caracteriza su unidad y su cohesión para enfrentar los procesos electorales. El PAN se mantiene como una fuerza política con actores políticos de buen nivel que se relacionan directamente con funcionarios federales, su debilidad sigue siendo la fragmentación y la discordia. 


imaginariosocial58@hotmail.com