Imaginario social

Torreón, la alternancia IV

Bomba de tiempo parece que le están dejando a Jorge Zermeño; se llama boulevard Revolución.

De oriente a poniente es un verdadero cochinero. Una de las principales arterias de la ciudad se ha convertido en un peligro para quienes transitan por ella. La planeación parece estar orientada a fastidiar más que a facilitar el tránsito, a joder el estado de ánimo desde temprana hora más que a motivar y reconocer los avances en esa vialidad. ¡Los encargados de la obra sabrán por qué¡

De pronto todo parece ir en sentido contrario en Coahuila y en este municipio; el enojo inicial de miles de ciudadanos, por el triunfo de Riquelme, expresado en manifestaciones masivas hoy está confinado a las tardes de café o a la charla entre amigos. El proceso para el nombramiento del Fiscal Anticorrupción pasó de las protestas airadas a actitudes y comportamientos resignados.

El Instituto Electoral de Coahuila, quien nunca gozó de prestigio en el estado, hoy se muestra incapaz de dar la cara ante la ciudadanía. Queda exhibido como una institución que parece servir más a los poderosos, que a una población ávida por el cambio y por una democracia participativa e incluyente. Triste papel que sus dirigentes hayan decidido caminar en sentido contrario.

El PRI coahuilense, en situación de crisis por las posiciones que perdió en las elecciones del 4 de junio, parece estar aislado. ¿Dónde están los priistas entrones y bragados? Algunos dicen que llorando sus penas, la mayoría señala que están reagrupados en un “cuarto de guerra” preparándose para el próximo proceso electoral que ya está en puerta.

El PAN en la antesala de ejercer el poder real en el municipio torreonense. Muchas cosas habrán de suceder de aquí al 1º de enero del 2018. En general a toda la clase política panista se les ve radiantes, felices, hasta gozosos podría afirmar, pero hay nubarrones en su cielo azul, al interior se presagian fracturas, desde el exterior no hay duda de que harán todo para debilitarlos.

El ataque a Marcelo Torres Cofiño, y los recientes señalamientos a Jorge Zermeño son la muestra de que sus adversarios no esperarán hasta el 1º de enero, la estrategia de debilitar para ponchar está en marcha. 


Imaginariosocial58@hotmail.com