Imaginario social

Día para festejar y recordar

Fue un día lleno de sorpresas, 30 de abril día del niño, las calles de la ciudad se vieron abarrotadas de familias deseosas de festejar a sus niños y niñas, muchos espacios que otorgan servicios de diversión lucieron como hace mucho tiempo no se veían, había alegría, una fiesta permanente que nos habla de una ciudad en la cual sus habitantes están dispuestos a volver a los espacios abiertos para demostrar que aún hay esperanzas de que volvamos a tener tranquilidad para la convivencia social en todos los sentidos.
El año 2007 la violencia social y el crimen organizado impusieron días, meses y años de terror que dejaron huellas en nuestros niños, sufrimiento, dolor, desesperación que tuvieron que ser ahogados en la intimidad de sus hogares, cientos, miles de pequeños que tienen secuelas psicológicas de ese período en el cual la violencia impuso sus normas, período en el cual los niños no podían jugar en las calles y en los jardines, en el cual las escuelas fueron quedando vacías ante el temor de que fueran a ser atacadas de manera directa o colateral. Siete años que han dejado huella en la mente de nuestros niños y que, ahora, es tiempo de reparar.
Día del niño, fecha que remueve las imágenes del pasado, que nos recuerda una infancia que se ha ido pero que ahora está ahí, presente en las nuevas generaciones que tienen a su alcance las nuevas tecnologías para mostrarles un mundo diferente, lleno de sorpresas, y que les permitirá el desarrollo de nuevas habilidades para integrarse a un nuevo modelo de vida, día para celebrar el porvenir de estos niños y niñas que son la adoración de hombres y mujeres que todavía creen en un futuro prometedor para sus hijos.
Día del niño, en el cual la mercadotecnia y el consumo se han ensañado con los bolsillos de miles de padres y madres de familia que confunden el amor y el cariño con los objetos materiales de consumo, día para celebrar y pensar en un mañana distinto, en donde podamos festejar y celebrar nuevas formas de convivencia, incluyendo las del pasado para construir un futuro que logre equilibrar la violencia con la convivencia, el amor a la vida y sobre todo el respeto amplio y sostenido de los derechos de nuestros niños y niñas.


imaginariosocial58@hotmail.com