Imaginario social

Deseos navideños

La clase política del estado de Coahuila, en particular la que ostenta el poder, tendrá unos días para descansar y, seguramente, reflexionar sobre el futuro de nuestro estado pero también en las condiciones de vida de todos los que lo habitamos, ya que hasta este momento seguimos padeciendo el desempleo, la inseguridad y la presencia de conductas deshonestas en algunos actores políticos, pero sobre todo el drama de la deuda pública que asfixia a una población que tenía fundadas sus expectativas en el gobierno que encabeza Rubén Moreira.
La ciudadanía de Coahuila se merece un cambio de conducta de actores políticos y sociales orientada a atender las necesidades de los grupos más vulnerables de nuestro estado. La pobreza extrema, las enfermedades crónicas y degenerativas, los grupos objeto de discriminación por preferencia sexual, religiosa y étnica, la violencia contra las mujeres, los embarazos en menores de edad, los enfermos de VIH – SIDA, los ancianos y ancianas y las familias con hijos desaparecidos, merecen mayor atención por parte de quienes están en el poder.
El  espíritu navideño seguramente estará presente en los hogares de esa clase política selecta  acostumbrada a los lujos y las comodidades, deseamos que ese espíritu se expanda a sus familias y a sus seres queridos, pero también deseamos que se derrame en cascadas para aquellos hombres y mujeres que viven en situación de desventaja social, sobreviviendo a una situación socioeconómica desfavorable que asfixia y desespera y cuyo futuro dependerá de la forma en que esa clase política administre los recursos públicos.
Que el espíritu navideño lleve una dosis de reflexión a los dirigentes de los catorce partidos políticos en el estado, que los invada el ánimo de reconciliación para una búsqueda de acuerdos maduros que favorezcan la tranquilidad política, social, laboral y la seguridad pública. Que la navidad sea el motivo para la unidad política y que todas y todos abracemos el propósito de hacer de nuestro estado el mejor lugar para vivir. Que el ánimo navideño sea parte de esa paz que tanto anhelamos y que en cada hogar, en cada familia, en cada hombre y en cada mujer se renueve el amor a nuestra tierra y a nuestros semejantes. Feliz Navidad.


lopezfranco58@hotmail.com