Imaginario social

Comarca Lagunera: elecciones I

Para muchas personas resulta imposible deslindar los procesos electorales del Estado de Durango y del Estado de Coahuila. Entendible que sea así, la movilidad cotidiana en prácticamente todos los órdenes une a quienes vivimos en Torreón y Matamoros Coahuila, Gómez Palacio y Cd. Lerdo, pero también a los municipios de San Pedro, Francisco I. Madero y Viesca, Coahuila. Interacciones sociales a la orden del día que le dan un sentido particular a la convivencia de los laguneros.

Hilda Hernández Alvarado, investigadora de la Universidad Autónoma de Coahuila, adscrita a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en el libro “Como la Laguna Ninguna” editado en el 2012, señala que una característica fundamental de la identidad de quienes formamos parte de esta región se expresa en la afirmación de sentirse más laguneros que duranguenses o coahuilenses.

Será por eso que lo que acontece en el Estado de Durango en el plano electoral nos afecta y nos sensibiliza. Imposible abstraerse ante las elecciones de uno de los Estados hermanos conocido también como el Chiapas del Norte, imposible no atender los dimes y diretes de un proceso en el que los mensajes descalificatorios, groseros e imprudentes han tomado carta de naturalización, como si así se tuviera que gobernar un Estado que necesita orden, respeto, disciplina y profesionalismo.

Los apellidos de la clase política duranguense están ahí, salpicando y salpicados de campañas carentes de propuestas, de panistas que hoy amanecen priistas pero que en otro momento pudieron haber sido perredistas, de regidores sin principios partidistas que se acomodan donde esté mejor el sillón y donde la mesa esté bien servida.

Un estado, Durango, donde la alternancia sigue siendo un buen deseo, pero también una realidad dominada por el priismo que no dejará fácilmente que el control y el poder salga de sus manos. De un panismo cuya debilidad principal sigue siendo la fractura estructural de su partido y en donde personajes como Marcelo Torres Cofiño siguen siendo la posibilidad de un cambio que está a la mano, pero que se les escapa a cada momento.


imaginariosocial58@hotmail.com