Imaginario social

Coahuila; escenarios de esperanza

Los escenarios para Coahuila, en todos los sentidos, son de esperanza. Las expectativas que muchos ciudadanos tenemos son alentadoras. Todo cambio puede favorecer las relaciones sociales, económicas, políticas y culturales. El cambio de gobierno en el 2017, sin duda alguna, traerá vientos de cambio. Quien llegue al gobierno del estado deberá clarificar muchas cosas, la principal es la de la mega deuda.

También se deberá renovar una parte de la clase política coahuilense, esa que integra a la más alta alcurnia incrustada en las posiciones políticas clave, así como dominante en las administraciones públicas federales, estatales y municipales y que incluye a actores políticos de todos los partidos. Esos que han aprendido a vivir de los presupuestos y que lo usan como si fuera de su propiedad, mientras que grandes sectores de la población seguimos padeciendo las deficiencias en los servicios públicos.

Días de transición, días de reacomodo, días de fiestas, de discursos llenos de auto halagos y de halagos para esa ciudadanía que ejerce el voto y a la que hay que tener contenta, satisfecha en estos días, mostrando el esplendor de obras que bajo el arrebato llaman únicas y a la vez devalúan las realizadas por los otros. Días de negociaciones en privado para, dentro de unos días, hacer público y virtuoso el acuerdo político.

Reaparición pública del hermano incómodo, ese que gana en popularidad y simpatía y que llega a perturbar a ese grupo político que ha decidido darle continuidad a un proyecto que, paradójicamente, es el mismo. Conocedor de los tiempos, de los mitos, de los símbolos y de las coyunturas Humberto juega con lo que tiene, que no es poco, pero tampoco suficiente como para alzarse con la victoria. El poder lo tiene Rubén, la simpatía la tiene Humberto.

Momentos de tensión por la posibilidad de la alternancia, con un PRI coahuilense que se reúne, pero no acaba de unirse, no han sellado los acuerdos y en momentos se antoja demasiado tarde. Un PAN que se fragmenta por sus ambiciones y una sociedad que cristaliza en él la posibilidad de la alternancia y del cambio. 


imaginariosocial58@hotmail.com