Las otras competencias

Los niños triquis y su contexto

La hazaña lograda por los niños triquis al ganar en Argentina y quedar invictos en el IV Festival Mundial de Mini Baloncesto tiene mérito no sólo deportivo, sino humano, por el contexto en el que se desenvuelven estos pequeños indígenas. Tuve oportunidad hace 40 años de jugar basquetbol contra jóvenes indígenas en San Andrés Chicahuaxtla y me impresionó su forma de desenvolverse en la cancha. Hace 40 años los triquis se enfrentaban a uno de los mayores niveles de marginación del país –un niño murió en mis manos porque a su madr no la quisieron atender en Tlaxiaco- y eran explotados por cacicazgos añejos. Desde hace 40 años algunos triquis de San Juan Copala comenzaron a rebelarse contra esos cacicazgos y los caciques a través de guardias blancas y de organizaciones favorables a sus intereses crearon una especie de zona de guerra. Hoy conviven en la violencia una media docena de organismos triquis –desde los del PRD hasta los del PAN y los del PRI-. Tan sólo en años recientes han sido asesinados al menos cinco indígenas que practicaban el periodismo en radios comunitarias. De los 25 mil indígenas triquis que hay en el país, casi una tercera parte (aproximadamente ocho mil) han sido expulsados por la violencia o la marginación. Solo en el área metropolitana de la ciudad de México hay dos mil. En ese contexto, el triunfo de los niños triquis en Argentina, es triplemente meritorio. Por el deporte, por la paz y por su vida.

AROS DEL PODER

Interesante que Telmex y Telcel hayan comenzado a patrocinar películas extranjeras como Rush –sobre la competencia entre Niki Lauda y James Hunt… Finalmente el gobierno federal y los legisladores se fueron por lo fácil: aumentar impuestos para combatir la obesidad, cuando el deporte y la lucha contra el sedentarismo son los verdaderos elementos para ganarle a la gordura… ¿Salvará el Piojo Herrera los intereses económicos y financieros del futbol mexicano que está a punto de perder alrededor de dos mil millones de dólares por no ir al Mundial de Brasil?... Sí, los niños triquis dieron una lección de nacionalismo a la selección de futbol. Con todos sus miles de millones de pesos, el balompié mexicano no ha podido contra selecciones que bordean la pobreza económica, pero no la moral.

***

“En el futbol hay sueldos, en el básquet, sueños”

El filósofo del estadio