Regreso

Estas vacaciones no se pierda El regreso de la dama de los huevos acicalados, uno de los filmes más esperados de la temporada navideña. Las aventuras de la doña de las uñas largas, afiladas para agarrar sin repartir, llegan nuevamente a las pantallas para su disfrute y diversión.

Siga paso a paso las intrépidas aventuras de su heroína favorita que en esta ocasión vuelve a enfrentarse contra quien le quiera entrar, a madrazos, huevazos, mamadas, pellizcos y como se la pongan, que para eso dios la puso en tierras tapatías.

¿Usted vio Kill Bill? Esa película es para niños inocentes y asustadizos y no se compara en nada con la compleja trama llena de intrigas de nuestra heroína, quien después de resistir unos cuantos días sin mentar madres, vuelve del mas allá en donde la tenía confinada el villano Bigotón Ocioso.

Con el tiempo necesario para rumiar una deliciosa venganza, la dama de las grandes uñas mandó construir con los creadores de Chuky, el muñeco asesino, un personaje muy parecido a ella a quien le transmitió los dones de su modulada y aterciopelada voz.

Durante su atormentado exilio, y dadas las dificultades cerebrales de su creación, nuestra heroína, pacientemente como es su costumbre, enseñó a memorizar una a una las palabras que su alter ego tendría que repetir en el momento apropiado… y lo hizo.

Para seguir con la trama, lleve a su familia a su centro de diversión más cercano y sigan desde el borde de su asiento, las peripecias del Regreso de la dama de los huevos acicalados, quien en esta ocasión tendrá ayuda, para cumplir su venganza, de un familiar de mucho peso insertado en el corazón mismo de la legión del poder.

Usted se estremecerá y brincará de su asiento, cuando oiga las tenebrosas carcajadas lanzadas desde el fondo de su rencor por la dama de los huevos acicalados en el momento de escuchar a su antes aliado y ahora archienemigo, el Bigotón Ocioso, declarar, mordiéndose uno: “No es un asunto de que queremos, estamos obligados a cumplir con la ley y los puestos de elección son irrenunciables. Se puede pedir licencia por decisión personal. […] Nosotros estamos comprometidos a cumplir con lo que la ley nos obliga y como tal, somos respetuosos de esa decisión”.

El respeto a la ley, la falta y el exceso de huevos y la enorme pasividad del espectador, se combinan en esta terrorífica cinta jalisciense. 

Una película apta para espectadores pendejos de todas las edades.