Cineastas

Qué grueso se puso el gordo Del Toro. No porque ahora coma bien, sus buenas hamburguesotas gringas y se desayune sus buenos jam and egs en los lujosos y espectaculares restaurantes jolibudenses. No, nada de eso, de hecho se conserva esbelto y dicharachero y mienta madres como siempre.

Lo grueso es su visión sobre los políticos y el horrible panorama que, como director de películas de terror, esbozó. Dijo que estábamos “a punto de vivir un apocalipsis social” y a los políticos “y sus chingaderas los va a recordar la historia”.

Bájale un kilo a la lonja gordito, porque aquí nuestros funcionarios sí responden. Y luego, luego.

“Ya hasta parece un deporte criticar a los políticos”, dijo el policía convertido en fiscal y eficiente defensor de las virtudes de su jefe, “porque salen unos y entran otros”, continuó en su fiel estilo de campeón del humorismo blanco percudidito.

Y honestamente, razón no le falta y verdad no le sobra. Es que esos cineastas se pasan. Ellos muy a gusto, entre estrellas cachondas y simpáticos galanes, ni cuenta se dan de cómo está la realidad verdadera de México y cada que pueden salen con sus comentarios denigrantes a nuestro hermoso y pacífico país.

Claro, bien comidos y bien bebidos pueden declarar todo lo que quieran, al fin y al cabo, ellos seguirán viendo la realidad desde el ojo de la cámara, y si no les gusta, pues nada más gritan “¡corte!” y todo se resuelve como por arte de magia.

En cambio nuestros sufridos y aguerridos defensores de la dignidad de sus patrones y de quien se deje extorsionar, esos sí conocen lo crudo de la realidad mexicana.

Aunque muy en secreto, y a veces ni tanto, andan que les corroe el gusanito de la artisteada y también, si pudieran, con gusto se integrarían al elenco de monstruos deformes Del Gordo o saldrían corriendo de sus blindadas patrullas para ser fotografiados por el “Chivo”.

Por eso, nuestro cuico local criticó con énfasis, muy enérgico como es él, a esos cineastas que “critican al país” y que andan “divirtiendo a la gente”, pero al mismo tiempo les hizo un guiño y les mostró el disfraz que desde hace tiempo trae puesto para ver si logra suplir al recientemente fallecido Dr. Spok de Star Trek, o de plano, a ver si con una chance lo recomiendan con Tim Burton, quien ya está filmando su muy personal visión del tierno y entrañable elefantito “Dumbo”.

Talento artístico aquí hay de sobra.

roberto.castelan.rueda@gmail.com