Chinito

Historia para leerse en chino mandarín.

Confucio dijo: “Si encuentras frente a ti a un necio, llévale la corriente, sóbale el ego y ponlo a hacer lo que tú quieras, en menos de lo que suena un gong, te estará eternamente agradecido y se sentirá orgulloso con su mediocridad”.

Confucio dijo: “al tonto con iniciativa, siéntalo a tu lado, dile lo que quiere oír y tendrás su ego a tu servicio”.

Confucio dijo: “dile que son los mejores, que son un ejemplo y una garantía para la seguridad de la región. Cuando lo hagas, procura no reírte. Herirás su incompetencia”.

Confucio dijo: “A los cuatro peores, ponlos a cuidar a la mosca para que no escape del frasco (como en los Simpson), diles que de ello depende el futuro de la humanidad. Al más idiota, nómbralo responsable de la misión”.

Confucio dijo: ya no estés jodiendo, no soy Confucio, soy el de gobernación y tuve que echar mano a todo mi ingenio para decirle a estos ineptos que los habíamos nombrado, entre  Michoacán, Guerrero y Tamaulipas, como el ejemplo mundial de seguridad para que se la creyeran y ya no volvieran a meter las patas.

Ahora a ver qué me invento para que los otros no se sientan, porque cómo decirles que son unos brutos, que gracias a ellos y sus ocurrencias el país está pasando por una ola de violencia nunca antes vista y que con sus soluciones en seguridad modelo panista, no van a resolver nada.

Por eso me disfracé de Confucio. Por eso tuve que poner mi cara amable. Porque ya no sabemos qué hacer. Nosotros, allá en el Defeño, soportándole sus depres y sus estados alterados al esposo de la dueña de la casa blanca mientras le hago al tío lolo y hasta me disfrazo de chinito, lo cual no me cuesta ningún trabajo, para darle sus masajes orientales y susurrarle frases sabias de Confucio al oído.

Y mientras, en el país, cada chango por su mecate, haciendo barbaridades a nombre de la seguridad nacional y presumiendo de su incompetencia para atrapar delincuentes. No se crea, no es fácil.

Tiene uno que venir, con toda la paciencia del mundo, hablarles en su idioma, sobarles el ego con mucho cuidado porque en una de esas se la creen y luego cómo te los quitas de encima.

Y como dijo Confucio: “hazles creer que en un país en crisis, quitarle la policía a los municipios es la tarea más importante del gobernante”.

Chin Gau. 

roberto.castelan.rueda@gmail.com