La otra televisión: el "reality show" de la reforma energética

En contraste con la amplia cobertura con la que se recibió el arranque del Mundial de futbol por parte de los medios de comunicación, la oportunidad de transmitir en cadena nacional y durante horarios estelares de radio y televisión, algunas cápsulas informativas diarias que dieran cuenta del debate parlamentario en torno a las reformas complementarias en materia energética, apunta a que terminará en simples diferencias de criterios entre dos poderes públicos, por cuestiones de interpretación legal. En efecto, a pesar de la respuesta previa en sentido negativo que ofreciera la Secretaría de Gobernación, por conducto de su Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía, a la solicitud de las comisiones dictaminadoras del Senado de la República porque “generaría incertidumbre entre los concesionarios”; el Senado reiteró su solicitud ante el secretario de Gobernación “con fundamento en el artículo 59 de la Ley de Radio y Televisión, según la cual, las estaciones de esos medios de comunicación deberán efectuar transmisiones gratuitas diarias, con duración hasta de 30 minutos continuos o discontinuos, dedicados a difundir temas educativos, culturales y de orientación social […] Mientras que el artículo 62 determina que todas las estaciones de radio y televisión en el país estarán obligadas a encadenarse cuando se trate de transmitir informaciones de trascendencia para la nación, a juicio de la Secretaría de Gobernación” (MILENIO JALISCO, 13 de junio). Hasta ahora, sabemos por declaraciones del propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que se está analizando la respuesta que se dará a la petición hecha por el Senado, aunque adelantó “el problema es desde el punto de vista del ámbito legal”, para deslindar este asunto del desahogo de los temas sustantivos de las reformas complementarias en materia energética y confió en que “los legisladores habrán de cumplir con su responsabilidad a favor del país” (MILENIO JALISCO, 14 de junio).

Con medios de comunicación o sin ellos, lo cierto es que nuestros legisladores federales tampoco han mostrado su mejor cara: entre los asuntos “irreductibles” para la bancada panista en torno a los alcances de las reformas en materia energética y acusaciones de tácticas dilatorias por parte del PRD (MILENIO JALISCO, 11 y 12 de junio) y el retiro del PRD de los debates por cuestionamientos al formato acordado para la discusión de las reformas (MILENIO JALISCO, 14 de junio), está más que visto que el debate parlamentario vendrá a convertirse en lo que quizás sea el mejor reality show que los mexicanos hayamos presenciado durante los últimos tiempos.

 

roberto.arias@coljal.edu.mx