El desafío de la corrupción y su combate

Tras los escándalos suscitados por la publicación de los llamados Panama Papers, la lucha contra la corrupción a escala global adquirió una inusitada prioridad en la agenda de los 40 gobiernos que participaron, durante la semana pasada, en la Cumbre Mundial Anticorrupción celebrada en Londres.

Calificada como la “mayor demostración de voluntad política” por el primer ministro británico, David Cameron, la referida cumbre constituyó una extraordinaria ventana de oportunidad para discutir diversos temas relacionados con el desafío global del fenómeno de la corrupción, tales “como el impacto negativo del secreto empresarial, la transparencia gubernamental, la aplicación de las leyes internacionales de lucha contra la corrupción y el fortalecimiento de las instituciones internacionales” (Excelsior.com.mx).

Por supuesto, México forma parte de los países asistentes a la cumbre a través de una delegación que estuvo encabezada por el titular de la Secretaría de la Función Pública, Virgilio Andrade, quien seguramente se refirió a los esfuerzos del gobierno de la República para avanzar en las reformas legales que darán vida al Sistema Nacional Anticorrupción, aunque también se anunció la participación de organismos civiles, tales como Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano de la Competitividad, quienes destacaron lo que se viene realizando desde la sociedad civil en la materia con la llamada Ley 3x3.

El desafío de la corrupción en México no es menor. Baste recordar que de acuerdo con las últimas mediciones internacionales conocidas, México figura junto con Venezuela, Paraguay, Argentina y varios países centroamericanos y del Caribe entre los países con mayor corrupción en el mundo al ubicarse en la posición 103 entre los 175 países que fueron valorados por el Índice de Percepción de la Corrupción.

Por ello es que no sólo coincido con lo expresado por Transparencia Mexicana en ocasión de las recientes mediciones sobre corrupción, al señalar que “sólo un cambio de tajo en la estrategia anticorrupción permitirá que México abandone la posición de estancamiento en la que se ha mantenido por casi una década”; sino además, estoy convencido de que su combate constituye una tarea en la que debemos involucrarnos todos.

De ahí la pertinencia de la oportunidad que tendremos en El Colegio de Jalisco de reflexionar sobre estos tópicos a partir del viernes 20 de mayo, con el Seminario Internacional “El Desafío de la Corrupción: sistemas de combate, control y vigilancia”, organizado de manera conjunta con la Contraloría del Estado de Jalisco, el Instituto de Transparencia e Información Pública del Estado y la Universidad de Guadalajara.

roberto.arias@coljal.edu.mx