2015: el año del despertar ciudadano

El más reciente anuncio sobre los esfuerzos que se pretenden realizar para la conformación de la Red Latinoamericana de Políticas de Bienestar y Calidad de vida, luego de la organización del Foro Internacional de Políticas de Bienestar y Desarrollo (MILENIO JALISCO, 5 de enero), es el mejor indicio del estupor que está causando entre la academia y los gobiernos esa revolución silenciosa que se está viviendo en muchos corazones.

Los diversos estudios son consistentes en mostrar a una buena proporción de mexicanos como los seres humanos que están satisfechos o muy satisfechos con su vida, como lo vuelven a mostrar los más recientes resultados de la Encuesta Ensaviso 2014 que fueron presentados precisamente en el marco de referido foro internacional (MILENIO JALISCO, 5 de enero).

En la lectura de los resultados vale la pena subrayar esta tendencia muy marcada que nos sugiere que entre los mexicanos cada vez es más evidente una de que su felicidad y bienestar no dependen ni del gobierno ni de cualquier otra fuente externa, sino más bien de la manera en que aprovechemos y potenciemos esos recursos internos y más próximos de los que cada persona goza, como el afecto y la comprensión familiar, las relaciones francas con los amigos y familiares. Pero lo que resulta aún más significativo como fuente de felicidad, es esa muy subjetiva posibilidad de ejercer plenamente nuestra libertad al momento de tomar decisiones trascendentes sobre nuestra vida.

Particularmente para los jaliscienses, las repercusiones políticas que definitivamente tendrá esta revolución silenciosa que está despertando conciencias entre muchos ciudadanos se verán muy pronto reflejadas, durante esa cita que tenemos todos los ciudadanos este primer domingo de junio próximo.

Seguramente más de alguno de nuestros políticos profesionales que se aprestan a obtener sus pases en sus respectivos partidos políticos para disputar los cargos de elección en juego, andan muy preocupados por esta revolución silenciosa y ciertamente la tentación de echar mano de esa sombra que suele recorrer las calles de nuestra ciudad en busca de incautos y empobrecidos ciudadanos llamada clientelismo político sigue siendo muy atractiva.

Ya veremos si este año realmente se convierte para los jaliscienses, en el año de la libertad y el despertar cívico o si la manipulación y el clientelismo políticos siguen gozando de cabal salud por estas benditas tierras. Por lo pronto, muy buena señal es la que decidieron enviar las autoridades electorales con la resolución de medidas cautelares ante lo que aquí y en China son evidentes actos anticipados de campaña (MILENIO JALISCO, 12 de enero). Al tiempo… 

roberto.arias@coljal.edu.mx