Hacia una agenda local frente a la pobreza

Ante la triste realidad que aún viven 200 millones de personas pese a que el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por la Organización de las Naciones Unidas en el año 2000 fue precisamente “erradicar la pobreza y el hambre en el mundo”, es que ahora la nueva Agenda para el Desarrollo Sustentable que se viene discutiendo este año a nivel global se ha planteado refrendar como su primera prioridad “erradicar la pobreza en todas las formas y en todos los lugares.”

La creciente desigualdad constituye hoy una de las tendencias que más preocupan a escala internacional y Latinoamérica es la segunda región más afectada por este fenómeno. Particularmente en México su manifestación más extrema va en aumento: mientras el PIB per cápita crece menos del 1 por ciento anual, la fortuna de los 16 mexicanos más ricos se multiplica por cinco. Jalisco y el Área Metropolitana de Guadalajara en particular, por supuesto, no son ajenas a esta tendencia global. Por las cifras y hallazgos de diversos estudios e informes realizados es posible establecer que ahora las condiciones de desigualdad y pobreza que padecen los habitantes de nuestra ciudad, en un número que lamentablemente va en aumento, cada vez son más alarmantes.

Ante esta realidad poco halagüeña que además, se ve recrudecida por las múltiples evidencias sobre la fragmentada acción de los gobiernos para mitigarla, cualquier esfuerzo que se emprenda para articular y construir nuevas estrategias para enfrentar la pobreza siempre será un motivo de esperanza.

Por esta razón es que vale la pena darle la bienvenida a la iniciativa impulsada por un puñado de ciudadanos y organismos civiles de nuestra ciudad, que se han propuesto poner manos a la obra en la confección democrática de una Agenda Local frente a la Pobreza como un instrumento que aspira incidir de manera efectiva sobre la indispensable articulación que debería existir  entre diversas políticas públicas: lo mismo políticas económicas tales como las de empleo, salarios, relaciones laborales y la fiscal, que las políticas de acceso a los servicios básicos de salud, educación, vivienda, transporte y espacio público, pasando por la indispensable evaluación de programas sociales vigentes, la revisión de gasto público y el impulso a mecanismos de contraloría social efectivos.

Con la mirada puesta sobre tan ambicioso propósito, un grupo de buenos amigos nos hemos propuesto el día de hoy, dar el banderazo de salida a este significativo proceso de diálogo cívico de la manera más abierta, respetuosa y plural que sea posible. La cita es en punto de las 11 de la mañana en la Casa Iteso-Clavigero, ¡Ahí nos vemos!

 

roberto.arias@coljal.edu.mx