Artículo mortis

Desamparados

El pasado marzo España alertó a México que El Mono, Juan Manuel Muñoz, enlace allá del cártel de Los Zetas para el tráfico de coca a Europa, habría ordenado desde Madrid el asesinato de una fiscal del MP coahuilense. Según el diario El País, la orden fue dada porque la funcionaria, cuyo nombre no se cita, tenía pendiente una orden de presentación contra El Monchi, o Salomón Muñoz, operador del cártel en Coahuila, por el secuestro de un miembro del cártel de Sinaloa que operaba en Matamoros y que, a su vez, habría levantado y descuartizado a un zeta. Un agente comprado de la policía local le habría dado el pitazo a los maladros. La Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de España descubrió el complot cuando, al investigar al personaje, le intervino una llamada telefónica hecha desde Madrid a un número mexicano de la empresa Cargo Gas.

¿Cuál fue la respuesta de las fuerzas del orden en México ante la amenaza? Ninguna. Los ciudadanos nos venimos enterando por El País, que consigna en su nota que la abulia “ha provocado el estupor y la sorpresa de las autoridades españolas”, citando así a su policía: “No entendemos cómo ante un asunto tan grave ninguna autoridad de México nos ha requerido información. Nadie nos ha llamado, ni se ha presentado preguntándonos sobre este asunto”.

La primera edición del Índice Mundial de Policía y Seguridad Interna, elaborada por la International Police Science Association, intenta medir la capacidad de respuesta de los aparatos de seguridad de cada país ante las amenazas internas. Las variables que observa son 4: Capacidad, o el nivel de los recursos disponibles; Metodología, o el uso efectivo, en el campo, de esos recursos; Legitimidad, o la confianza pública en la autoridad, y Resultados, que contabiliza los niveles reales y percibidos de crimen y violencia contra los ciudadanos. De los 127 países incluidos somos el número 118. De Latinoamérica solo nos gana Venezuela: ellos son el 119.

Muñoz fue arrestado en Madrid pocos días después de serle intervenida la llamada. De la fiscal mexicana no se sabe aún nada.

Twitter: @robertayque