Artículo mortis

El califato/y II

Los talibanes y los reyes de Marruecos quisieron reclamar el título de califa, sin suerte: el eco fue nulo fuera de sus fronteras. Los ahmadíes dicen haber restablecido el califato original del profeta, acumulando millones de seguidores; la salvedad es que su mandato es solo espiritual. En Malasia e Indonesia los terroristas de Jamaah Islamiya lo intentaron, pero no llegaron más allá del par de bombazos.

EISL se propone restablecer la Umma, el imperio musulmán existente bajo las dinastías de los rashidas, los umáyades, los abasidas y los otomanos que, en sus épocas de gloria, extendió sus dominios desde China hasta el Mediterráneo. Para ello, un consejo de sabios, compuesto por quienes predican las bondades de la violencia y de la guerra santa bajo las siglas de Al Qaeda, además de la conversión forzada y el seguimiento de una de las escuelas jurídicas más draconiana, misógina y oscurantista del Islam, ha elegido califa a Abu Bakr Al Baghdadi, rebautizado como Abraham. Con 10 millones de dólares de botín por su cabeza, éste ha capturado cantidades considerables de armamento, un par de campos petroleros, media Siria y un tercio de Irak y, además, gracias a su radicalismo enajenante y a sus mensajes mesiánicos, la imaginación de las juventudes desafectadas del mundo —de Europa, 3 mil jóvenes han huido a Siria, además de quienes deciden ametrallar moneros, incendiar mezquitas de corte moderado o acuchillar policías al azar, en cualquier momento y lugar del mundo—, a quienes les ofrece la posibilidad de sacarse fotos con metralletas para Facebook; un discurso megalómano que abrazan como propio; una estructura ética sin grises —o sea, sin dudas—; la posibilidad de justificar la peor de las violencias —el 21 de marzo subió a la red los datos de identidad de un puñado de soldados gringos, exhortando a sus simpatizantes a matarlos en caliente para gloria del califato—; el abrazo de una comunidad en esta tierra y 72 exóticas vírgenes en el paraíso. Y, para paliar todo eso, ¿el mundo civilizado pretende poner las balas que conducirán a los yihadistas a su glorioso martirio, y nada más?

 

Twitter: @robertayque