Artículo mortis

El 'narco' equivocado

Más de 50 personas que buscaban cargos electorales, en Tamaulipas, renunciaron por las amenazas del crimen organizado. El PRI anunció, casi simultáneamente, que acaba de cancelarles el registro y expulsar a tres candidatos suyos. ¿Los cargos? Haber sido amenazados por el narco. Lo curiosos es que ninguno de los indiciados se habían quejado; al contrario, estaban de plácemes en sus respectivos municipios cargue y cargue bebés.

El problema empezó cuando los ex tricolores decidieron apoyar, a nivel estatal, al candidato a la gubernatura por el PAN, Francisco García Cabeza de Vaca. Beltrones lo explica así: "Tenemos denuncias sobre ellos, de que han sido amenazados, chantajeados o comprados por la delincuencia para apoyar al candidato del PAN. Eso es muy grave y vamos a investigarlos". Lo que no aclara es si lo que es muy grave es que hayan sido amenazados —en cuyo caso no habría que expulsarlos, sino protegerlos— o que hayan sido amenazados para apoyar al panista.

García Cabeza de Vaca tiene años de ser vinculado con dos grupos altamente peligrosos: el cártel del Golfo y los hermanos Bribiesca. Se supone que en sus juventudes fue arrestado en McAllen por robo de armas, cargo que niega; la realidad es que las evidencias en su contra son nebulosas. Se supone también que un testigo protegido lo acusó de aceptar dinero del CDG para su campaña a alcalde de Reynosa en 2004; para probarlo no hay más que la palabra del fantasma. Lo que es incontrovertible es que su jefe de escoltas y futuro jefe de seguridad, René Izaguirre, fue levantado a fines de esa campaña y días después encontrado muerto con siete tiros en la cabeza. Que Izaguirre era personal de González Calderoni, ex superpolicía mexicano asesinado en McAllen en 2003 y bajo investigación por sus vínculos con el CDG. Que García Cabeza de Vaca, ya alcalde, otorgó permiso para que Osiel Cárdenas, preso en La Palma, organizara en el estadio de beisbol, en abril de 2006, un lucidor festejo del Día del Niño donde regaló miles de juguetes, bicicletas y tarjetones que decían: "el estudio es la clave del éxito", viñeta que por pelos me remite al cinismo del Arbeit Macht Frei de Auschwitz. Festejo que, por cierto, sigue en Tamaulipas, ahora patrocinado por Los Zetas, sin mayor problema. Y que Alfredo Leal, ex comandante de su policía en el municipio de Reynosa, fue luego detenido en McAllen con poco más de 20 kilos de coca.

Con esos antecedentes, quizá Beltrones acierte en la dureza de la reacción. Lo malo es que si se pone a aplicarle ese mismo rasero a sus demás afiliados en cargos públicos en Tamaulipas, apoyen o no al candidato panista, en dos patadas se queda sin padrón.

Twitter: @robertayque