El mismo de la otra vez

¿Quién quiero ser?

¿Cuál es la necesidad de buscar un líder entre nosotros para tomar las riendas de nuestro destino? Básicamente porque no creemos que dentro de nosotros exista lo necesario para ser un líder.

¿Por qué esperar a que alguien haga lo que yo tengo que hacer, sobre todo cuando estoy consciente de que nadie en esta tierra hará el trabajo que a mí me corresponde hacer?En algún momento, se conjunto un equipo de médicos y científicos para estudiar el cerebro de Albert Einstein con la finalidad de descubrir si existía alguna diferencia al compararlo con el de una persona común, no encontraron ninguna diferencia.

¿Entonces que lo hacía diferente? El uso constante que él le daba a su cerebro, todos tenemos lo mismo, la práctica hace la diferencia, no se nace siendo un líder, se desarrolla con el tiempo.

Líder es aquella persona que hace lo que se tiene que hacer, para obtener un bien común, cuando se necesita, sin importar las consecuencias”, por lo tanto, no existe excusa para no serlo, sobre todo porque ser líder se aprende, ser conformista también.

Es increíble, que como personas y a pesar de las experiencias vividas, no seamos capaces de darnos cuenta de que cada uno de nosotros “podemos seguir adelante mucho después de rendirnos”.

¿Cuántas veces has dicho “me rindo, no puedo más” y al siguiente minuto, estás luchando nuevamente? No importa cuántas veces digas “me rindo”, las mismas veces podrás continuar y solo dependerá de ti, ¿eso es ser líder? Por supuesto que sí, y cuando tú decides seguir, alguien además de ti, saldrá beneficiado y si duda, siempre habrá la posibilidad del nuevo día.

Durante mucho tiempo me pregunte “porque me ha tomado tanto tiempo llegar a ser quien quiero ser”, esto me abrumaba y me pesaba demasiado a la hora de tomar la decisión de cambiar ciertos hábitos y costumbres que no me hacían ningún bien, al contrario, me afectaban y más a quienes estaban cerca de mí.

¿Cuánto tiempo le dedique a tratar de cambiar a mi hermano, amigo, a mis hijos o a mi esposa? Tiempo perdido que no se recupera, disgustos y enfrentamientos sin sentido, con el tiempo comprendemos que todos y todo cambia y es un hecho, que quien aprende a compartir, a convivir y a respetar a sus semejantes tendrá mejores oportunidades de mostrar al líder y de hacerlo presente en mayores ocasiones.

Como seres humanos somos capaces “de hacer o dejar de hacer algo, que nos causará dolor toda la vida” y de la misma forma, “somos capaces de hacer o dejar de hacer algo que nos traerá alegría y satisfacción durante toda nuestra vida y que inclusive trascenderá a través de los tiempos”. En tiempos difíciles no basta con un solo líder, se necesita de todos los líderes que ahorita dudan de serlo, nos necesitamos para seguir. 


rsegura57@gmail.com