El mismo de la otra vez

Si pudieras borrar todos los errores

“El punto de reunión es el infinito.

Aquel que duerme y despierta,

despierta y ve que es humano. Aquel

que está vivo y muere, despierta y ve

que es espíritu”. (Víctor Hugo)



Estaba desesperado, confundido, sorprendido y angustiado, no lograba comprender como era posible que una persona como yo, que había recibido tanto de la vida, de mis padres, hermanos y amigos, que tenía una esposa que me amaba sin condición, que me había dado tres hijos maravillosos, podía cometer los mismos errores una y otra vez.

Cómo era posible que al mismo tiempo que afirmaba que lo más importante para mí eran mi esposa y mis hijos, mientras con mis acciones y proceder, les causaba tanto daño, eran momentos de confusión y de una autoestima muy baja, caminaba por las calles con la mirada clavada en el piso. Avergonzado, pretendía que nadie notara mi presencia y así, no tendría que dar explicaciones absurdas que ni yo mismo creía.

Durante mi infancia y adolescencia, había recibido cariño, afecto y atención por parte de mis padres, tenía siete hermanos con los cuales jugaba, me divertía, también peleaba y tenía disgustos, pero eran mis hermanos, siempre podía contar con ellos, ¿entonces porque cometía errores que me causaban dolor y cargaba con sentimientos de culpa que me impedían ser?Durante esos años, no recuerdo la cantidad de ocasiones que llegué a casa de mi Mamá para llorar, para lamentarme de mi suerte y culpar a la vida y a los demás por los errores que yo cometía, nunca se volteó ni me dejó solo, siempre obtuve de ella lo que necesitaba, nunca justifico mis errores pero tampoco los magnificó, fue dura pero al mismo tiempo amorosa, cariñosa y comprensiva, no entendía porque ella, era capaz de comprender y reconfortarme cuando ni yo mismo lo hacía.

Para esos momentos de angustia y de menosprecio hacia mi persona, ella tenía una frase que me la repetía en esas ocasiones, una frase que recuerdo y la llevo presente en mi corazón, a ella, en algún momento de su adolescencia se la dijo su Papá; “Si pudieras borrar todos los errores cometidos en tú vida, estarías borrando toda la sabiduría de tú presente”.

Hoy Mamá, quiero regresarte algo de lo mucho que me diste, sé que en tu ser, en tu espiritualidad, estas consciente de lo que tus hijos sentimos por ti.Ahora, yo cuento con mi familia, tengo a mis hijos y una nieta, tengo a mi esposa y me siento seguro porque sé que ella tiene en su ser la misma semilla de la maternidad que tienes tú, un amor incondicional hacia sus hijos y hacia la vida y eso, no tiene precio.¡Felicidades Mamá! ¡Felicidades Baba! Y por medio de ellas todas reciban un abrazo. 


rsegura57@gmail.com