El mismo de la otra vez

La promesa de Walt

En varios de mis escritos, he mencionado ser un admirador de las películas de Walt Disney, me gustan las de dibujos animados y las que no lo son también y la edad, no ha sido un impedimento para que yo las siga disfrutando, son las películas que veo una y otra vez, siempre encuentro alguna frase que me revela algo escondido de mi personalidad, una acción que me indica el camino a seguir, una estrella en la oscuridad que me permite ver la luz, siempre hay un fondo que me lleva a soñar, a creer, a querer vivir, pero sobre todo, a no olvidar nunca al niño que hay en mí.En estos días, están pasando por los sistemas de cable, una película con Tom Hanks y Emma Thompson que se titula “Saving Mr. Banks”, en español, “El Sueño de Walt”. Tom Hanks interpreta maravillosamente a Walt Disney y Emma Thompson a la escritora P.L. Travers, creadora de uno de los cuentos más maravillosos e inspiradores que se han escrito y llevado a la pantalla grande, me refiero a “Mary Popins”.La película narra las dificultades a las que tuvo que enfrentarse Walt Disney para hacerse con los derechos del libro y así poder hacer el guión de la película.P.L. Travers nació en Queensland Australia en 1899 tuvo una infancia muy difícil ya que su padre era alcohólico, debido a esto paso de ser gerente de un banco a simple empleado y mandadero, murió a la edad de 47 años cuando su hija apenas tenía 7, esto represento para ella un difícil trauma que marco su vida para siempre al ver a su padre consumirse hasta morir.Esto formo en ella un carácter fuerte, recio y hasta cierto punto osco, no se relacionaba fácilmente con las personas y parecía estar siempre malhumorada y el con el ceño fruncido, muy diferente a lo que Mary Popins representa en la película. Se le conocen pocas relaciones amorosas y las que se le conocen fueron fugaces, adopto a un niño y los nietos, al expresarse de ella decían; “murió sin amar a nadie y sin ser amada”. Por el desarrollo de la película, siento que amó profundamente a su padre.En fin, prácticamente al principio, hay una escena en dónde Disney le comenta a la escritora que él conoció a Mary Popins porque a sus hijas les encantaba el libro, lo leyó y le encantó tanto que les prometió que llevaría el cuento al cine. De esa promesa habían pasado 20 años, por lo cual, le comenta a P.L. Travers; “un hombre nunca rompe una promesa a sus hijos, no importa el tiempo que tarde en cumplirla”.Este es el fondo del escrito de hoy, durante muchos años me atormente por no ser capaz de cumplir algunas promesas que les hice a mis hijos, en verdad sufrí y la pase mal por no cumplir condejar de fumar, de beber, de estar más tiempo con ellos, un viaje, un obsequio, infinidad de promesas que uno hace para compensar desatenciones. Finalmente, Walt Disney después de 20 años, pudo cumplir su promesa, durante ese tiempo, seguro hizo algunas más, cumplió con las que pudo.Esto me lleva a ser consciente de que una promesa es un compromiso que se contrae con alguien, pero principalmente con uno mismo, hace algunos años deje de fumar y de beber, les dedico más tiempo, ya no hago promesas a la ligera y aunque algunas promesas todavía no las cumplo, sé que las puedo cumplir. No sufras ni te angusties, insiste y trabaja para cumplirlas. 


rsegura57@gmail.com