El mismo de la otra vez

Tuvo la oportunidad

Que desolador panorama nos deja el Presidente de la República, de alguna manera en mi interior, tenía la esperanza de que los acontecimientos que estamos viviendo, pudieran por fin abrirle los ojos, la mente y la necesidad de dar un giro de 360° a la actitud prepotente, opaca, irreal, triunfalista, negligente e irresponsable de su manera de actuar y gobernar. Se le presentaba la oportunidad de ganarse a la ciudadanía, ávida de poner su confianza en alguien capaz de generar certidumbre, ¿y que hace el señor? Como el gran Dios y señor del paraíso que representa nuestro país para la clase política, nos trae como respuesta y como moneda de cambio espejitos (911), lentejuelas (desaparición de policías municipales), chaquiras (desaparición de cabildos mediante intervención federal), propuestas de ley, promesas y retórica sin un viso de emoción alguna en sus declaraciones, simplemente leyó un libreto y lo peor que pudimos observar al final, fue la carretada de aplausos de sus lacayos y la actitud vergonzosamente triunfalista del ¿Presidente?Hay tantas cosas que pudo hacer, para donde quiera que uno voltee, existe corrupción, PEMEX, CFE, Senado, Congreso, Gobernadores, Sindicatos, en ninguno de estos, existe transparencia y mucho menos rendición de cuentas, pudo haber acabado con el fuero, denunciar y encarcelar a algunos exgobernadores, las opciones son ilimitadas, pudo explicar la razón por la cual hecho para atrás el contrato del tren México-Querétaro, pero siendo honestos, ¿Qué más podía hacer alguien que pone por delante a su esposa para cubrir sus carencias y su megalomanía? Ni siquiera un solo cambio en su gabinete, es más, ni siquiera hubo una llamada de atención para uno solo de los miembros, el piensa, y nos quiere hacer creer que todo su trabajo está bien y que hay fuerzas oscuras conspirando en contra de “SU” proyecto de nación.¿Cómo se transfiere esta manera de actuar del Presidente de la República a los ámbitos estatal y municipal? En el Estado, vemos que para el gobernador todo lo referente a la Megadeuda ha quedado en el olvido o en la mente de gente retorcida y fatalista que solo busca entorpecer su “trabajo”, que exista una deuda de 38,000 millones de pesos, que en USA se siguen procesos en contra de varios funcionarios públicos de la anterior administración incluyendo a un exgobernador, que se hayan robado documentos, eso es “pecata minuta”. ¿Cuál es su manera de responder? Con espejitos (hospitales fantasmas), lentejuelas (el bacheador y su amigo el chapopote), chaquiras (declaraciones mediáticas de grupos empresariales diciendo que le ha tocado lidiar con el gran peso que representa la deuda, se les olvida mencionar que él fue parte de la administración que la generó). En sus manos ha tenido la posibilidad de generar confianza y credibilidad, en su lugar ha optado por ocultar, solapar, proteger y ser cómplice de un sistema inoperante y corrupto desde sus cimientos.En el municipio, siguen con las mismas estrategias, lo que hace el jefe supremo, se tiene que replicar. Espejitos (teleférico), lentejuelas (programa de bacheo), chaquiras (Paseo Morelos) y la cantidad de promesas y compromisos que no se cumplen o que hablan de un futuro que nunca se cristaliza; “vamos a recibir 13 millones de pesos del convenio mediante el cual permitimos que el impuesto predial sea manejado por el gobierno del estado, PROBABLEMENTE se reciba en Marzo del 2015”. El señor Presidente de la República tuvo en sus manos la oportunidad de trascender, no lo hizo porque piensa que es tan grande que no necesita trascender, algo similar, pasa en nuestro estado y  municipio, además, no existe la rendición de cuentas. 


rsegura57@gmail.com