El mismo de la otra vez

La mejor propuesta

Con este asunto de la licitación del alumbrado público, a mí me queda algo muy claro, ni el presidente municipal Miguel Riquelme, ni el tesorero Enrique Mota, ni siquiera el comité técnico formado exprofeso para analizar las propuestas, pueden asegurar y mucho menos alardear de que la opción que presentó la empresa Construlita “es la mejor y la más conveniente para el municipio”, y no se puede asegurar esto porque fue LA ÚNICA. No hay con que compararla.El alcalde está citando a las diferentes cámaras, colegios de profesionistas, organizaciones y asociaciones a sus oficinas, esta será una semana muy pesada para él y su tesorero porque en cinco días intentaran convencer a la ciudadanía de que la propuesta DE LA ÚNICA EMPRESA QUE TUVO EL TIEMPO PARA PRESENTARLA, ES LA MEJOR. Podrán echar mucho rollo y presentar números bonitos y atractivos, podrán presentar una excelente exposición de Power Point, inclusive podrán tener a representantes de la empresa “favorecida” para convencer a los que asistan, pero la realidad es que NUNCA sabremos si es la “MEJOR OPCIÓN” porque simplemente no hay modo de COMPARARLA con otras propuestas. Así quisieron las autoridades que fuera, al no dar el tiempo necesario a otras compañías.Todo apunta a que es tanta la necesidad y la urgencia de presentar algo de valor al electorado para verse favorecidos con el voto que “EL SER LA MEJOR OPCIÓN”, pasa a segundo término. ¿Por qué el alcalde declara abiertamente que el contrato se tiene que firmar antes de que termine el mes de Junio? ¿Si el contrato aún no está terminado, que es lo que va a presentar en esas reuniones con empresarios, cámaras y asociaciones?  De acuerdo a la lógica, a lo prudente, la licitación debió declararse desierta. Para que una licitación no levante suspicacias, debe de haber cuando menos dos propuestas, en este caso no las hubo, así que lo que se pretende hacer, sin reconocerlo, es una ASIGNACIÓN DIRECTA. ¿Esto es correcto para un contrato a 15 años que involucra cerca de tres mil millones de pesos y a cuatro administraciones? ¿Tenemos que aceptar que es la mejor opción solo porque ellos lo dicen? Y que quede muy claro, aquí no se cuestiona la necesidad de contar con un alumbrado público de calidad, o la honestidad y capacidad de la solitaria empresa que presento su propuesta, simplemente, y está comprobado, que cuando un proyecto abarca varias administraciones, termina por hundirse por las lagunas que existen en las propuestas y los contratos y como muestra están ECOAGUA y PASA.Las bondades de un servicio de alumbrado público todos las conocemos, lo que no entendemos es que por las prisas, están desvirtuando algo tremendamente necesario, ¿porque no esperar a que el contrato esté listo? ¿Por qué no presentarlo a las cámaras, colegios, asociaciones y escuchar sus comentarios?De cualquier manera, si este contrato se realiza, siempre será cuestionado porque nunca sabremos si en verdad fue “LA MEJOR OPCIÓN”, y la verdad es que los ciudadanos estamos cansados de escuchar los mismos argumentos de ineficiencia que esgrimen todas las administraciones al culpar a la anterior de todas las desgracias por las que tienen que pasar, el mismo Riquelme ha mencionado este argumento al asegurar que su administración es víctima de los errores del pasado. 


rsegura57@gmail.com