El mismo de la otra vez

8 de marzo de 2013

El día de ayer leí una nota en la que se anunciaba, por parte de las autoridades correspondientes, que se habían asignado $ 1,000 millones de pesos para la creación de una nueva Zona Industrial en la ciudad de Torreón, incluso se le daba como una buena noticia, de hecho, es algo que nos debería de dar gusto a todos los habitantes de esta región, PERO, con estas autoridades, siempre hay uno o más PEROS. El funcionario público, al momento de dar la noticia, también nos dice, que aún no saben en dónde va a estar ubicada ni el plan de financiamiento para promoverla, o sea, más de lo mismo, declaraciones espectaculares, sin bases ni fundamentos para hacerlas, lo cual provoca desconfianza. ¿Por qué las autoridades se resisten tanto a CAMBIAR? Así, ya no pueden trabajar, están sumamente devaluadas gracias a los récords que imponen día a día con promesas incumplidas, con ofrecimientos sin fundamentos... no tienen planeado nada, van haciendo ofrecimientos sobre la marcha, como el famoso centro de convenciones que quedó en puras palabras, estos ofrecimientos los hacen para desviar la atención y congraciarse con los posibles votantes. Para ellos, las palabras y las promesas, no tienen ningún significado, simplemente es un medio para distraer, confundir, confrontar y lograr sus propósitos.
Esto que acabas de leer, lo escribí EL 8 DE MARZO DE 2013, HACE MÁS DE UN AÑO. Cierto que las autoridades ya no son las mismas, pero por desgracia el discurso sigue siendo el mismo por más que lo quieran negar.
Creo que la mayoría de los habitantes de la ciudad de la Comarca Lagunera, estamos conscientes de lo peligrosa que es la “autopista” de Torreón a San Pedro, sobre todo en el tramo que comprende del Nudo Mixteco al TSM. En esta semana que acaba de terminar, hubo dos accidentes de trágicas consecuencias y estos se repiten constantemente sin que las autoridades tomen su papel de autoridades y terminen de una vez por todas con lo que en ese tramo sucede.
Para los que transitamos regularmente por esa carretera sabemos lo peligrosa que es, la mitad de los postes de alumbrado público ya no existen a consecuencia de accidentes que pudieron prevenirse si las autoridades se dedicaran a realizar su trabajo. El “camellón central”, es una rampa que catapulta a los vehículos al carril contrario con consecuencias devastadoras, el “retorno” de las gentes que viven en Senderos y Hacienda del Rosario, es un peligro constante sobre todo cuando los alumnos entran a clases y las “autoridades viales” prefieren mandar de vez en cuando a una patrulla a hacer más conflictivo ese paso que tomar las medidas adecuadas y cerrar ese “retorno”, no hay ninguna excusa que justifique la cantidad de muertes y accidentes que ocurren en ese tramo sobre todo cuando la solución es muy sencilla y el costo muy bajo, pero he aquí que los encargados de planear y realizar los cambios para evitar esto, prefieren darle rienda suelta a su imaginación y nos ofrecen un mundo de fantasía como el famoso TELEFÉRICO o los mil millones que hace más de un año se iban a invertir en una “NUEVA ZONA INDUSTRIAL DE TORREÓN”.
En estos tiempos de promesas y compromisos que los políticos hacen irresponsablemente, sería necesario recordar lo que en algún momento expresaron Horacio Quinto Flaco “Las muchas promesas disminuyen la confianza” y Giuseppe Mazzini “Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo”.


rsegura57@gmail.com