El mismo de la otra vez

Estoy llegando a los 60

Estoy llegando a los 60´s, en tres años más estaré inmerso en una edad a la que nunca imagine llegar, veo un pueblo de México opaco, dividido, dominado por el conformismo y las pocas ganas de luchar, falto de ilusiones, un país en el que la clase política es la protagonista del diario vivir, un país inmensamente rico en recursos naturales dominado por la ineficiencia, la ignorancia y la desilusión.


Estoy consciente de que mis limitaciones van aumentando y mi capacidad física se va reduciendo, eso no quiere decir que no pueda tener una buena calidad de vida. Hace 4 años pase por un infarto, dos años después por una operación para quitarme un tumor cerebral, en muchos sentidos soy afortunado, sigo haciendo la mayoría de las reparaciones menores en mi casa, es algo que siempre me ha gustado y me siento útil al hacerlo, no lo hago con la misma agilidad y tengo que tomarme las cosas con calma, pero hacerlo me sigue dando satisfacción.


La edad te da conocimientos, experiencia y seguridad, los miedos y temores a cometer errores van desapareciendo, también comprendes que las cosas importantes no tienen que ver con el dinero y al mismo tiempo comprendes que para vivir en este mundo, el dinero, es necesario. No todos logran entender, que la felicidad no tiene que ver con la cantidad de bienes materiales que poseas sino con el bien que puedas hacer al compartir lo que tienes.


En mi juventud renegué por ser mexicano, no quería serlo, veía muchas cosas buenas en el extranjero y cientos de limitantes en nuestro México, admiraba las maravillas que otros países nos podían ofrecer mientras que aquí, solo escuchábamos de los abusos de la clase política, para un joven que trataba de salir adelante, saber lo sinvergüenzas que eran los encargados de fijar el rumbo de nuestro país, era muy frustrante, y más aún, ver que los adultos se limitaban a voltear para otro lado, lo seguimos haciendo, no hemos cambiado, la gran diferencia es que los problemas el día de hoy, son más graves.


Me niego a pensar que este es el único México que hay para nosotros sobre todo cuando veo  progreso, justicia y desarrollo en otros países, me niego a aceptar que nuestras autoridades sean ineficientes, corruptas y ladronas y gocen de total impunidad.


Han pasado 40 años desde que por primera vez pensé en irme a vivir fuera de México, hace 40 años,teniendo la oportunidadno lo hice porque no tuve el valor para hacerlo, actualmente lo he pensado en varias ocasiones porque me entristece ser parte de una sociedad desintegrada, conformista y limitada a obedecer a gente que no tiene los conocimientos ni la educación para dirigir los destinos del país.


No me voy de mi tierra, porque para enderezar las cosas no necesito ser un atleta, no es indispensable ser ágil ni tener elasticidad, para cambiar el rumbo se necesita coraje, humildad, seguridad, conocimientos, honradez y disposición para anteponer el bien común al personal, de todo esto carecen los diputados que legalizan fraudes, gobernadores que encubren a sus antecesores, presidentes municipales ensoberbecidos de poder, estos personajes no nos van a proporcionar lo que cómo seres humanos buscamos porque no tienen capacidad, conocimientos y su vida a transcurrido en un mundo surrealista que ni ellos comprenden.


rsegura57@gmail.com