El mismo de la otra vez

La libertad iluminando al mundo

Uno de los monumentos más reconocidos a nivel mundial se encuentra en la ciudad de Nueva York, fue un regalo del pueblo francés a los estadunidenses en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones, por supuesto me refiero a la Estatua de la Libertad la cual se encuentra en una pequeña isla al sur de Manhattan junto a la desembocadura del Río Hudson.Cuentan los que la conocen, que en verdad es impresionante con sus 46 metros de altura más 43 metros de la base en la que está montada, además de su característico color verdoso debido al proceso de oxidación de las láminas de cobre con la que se forro la estructura interna y que le da forma a la estatua.Entre 1892 y 1954 la Estatua de la Libertad, le dio la bienvenida a más de 12 millones de inmigrantes procedentes de Europa que venían buscando el sueño americano, buscando LIBERTAD. La estatua representa; LibertyEnlightening the World, La Liberté éclairant le monde, esto quiere decir La Libertad Iluminando al Mundo.¿Realmente somos libres? Yo creo que ser libres, vivir en libertad, actualmente es solo un concepto que manejan unos cuántos para hacernos creer que somos libres , tampoco sé si en algún momento hayamos sido libres, tengo la sensación de nunca ha habido alguien totalmente libre, de hecho conforme evolucionamos nos vamos haciendo esclavos de nuestra propia evolución, de nuestro ingenio y creatividad, de nuestros deseos de supernos pero sobre todo, nos esclaviza nuestra ambición desbocada y sin límites, por ser el mejor, el primero.Prácticamente es imposible ser libre en un mundo tan enfocado y tan instruido en el concepto de que yo soy libre en la medida de la cantidad de bienes que poseo y se es aún más libre y feliz si tus posesiones son de ciertas marcas. Estamos perdiendo diariamente un poco de libertad y nos convertimos en esclavos de “necesidades” que no necesitamos, nos volvemos esclavos del consumismo, eso por un lado, y por el otro, vamos perdiendo el poder que originalmente recaía en el pueblo, lo estamos cediendo ante el avance de una clase política irresponsable que se ha aprovechado de nuestra ansiedad por tener más que los demás, por ser reconocidos, incluso les hemos regalado nuestro derecho y libertad para elegir a nuestros gobernantes, al tomar decisiones importantes como créditos, subsidios, concesiones y contratos sin siquiera tomarnos en cuenta. No pretendo ser completamente libre, siempre habrá algo que me impida serlo, la familia, un amigo, el trabajo, alguna emergencia, inclusive algún gusto que me quiero dar, pero no puedo ir soltándole a gente irresponsable mi necesidad a elegir o poner en sus manos mi libertad de pensar, sentir, disentir, expresarme o compartir, como tampoco puedo engancharme en una competencia con otros seres humanos solo porque alguien me impone su concepto de “necesidad”.Busquemos ser cada día más libres, no te apegues a los bienes materiales ni a las personas, un día las tendrás que dejar, disfruta lo que tienes, así siempre recibirás más, aprende a identificar tus necesidades, la mayoría de nosotros no utilizamos la mitad de las cosas que tenemos y muchas de las cosas que compramos nunca aprendemos a utilizarlas correctamente. Nunca dejes que otros tomen decisiones por ti, olvídate de las expresiones “me da igual”, “tú decide”, “no conozco el tema” y muchas expresiones más que utilizamos para evitar el compromiso, no tengas miedo a fallar, tenle miedo a permanecer inmóvil. 


rsegura57@gmail.com